{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

 

Oscuridad // Dulce María Tosta

La oscuridad no solo se presenta por ausencia de luz visible en algún lugar, dificultando la visión. También estamos en la oscuridad cuando no encontramos soluciones a nuestras angustias e inquietudes.

Desde hace aproximadamente 60 años, Venezuela transita por caminos oscuros y llenos de dificultades. A partir del año de 1998, una población hastiada, sometida a engaños durante las campañas electorales de los anteriores 40 años, dirigidas por individuos adiestrados en generar ilusiones y hacer olvidar las anteriores promesas electorales incumplidas, aquella, que llamaban democracia representativa, subsistida del bipartidismo de adecos y copeyanos, también reconocida como la guanábana, y cerrando el ciclo con el chiripero de Caldera y de la cual era una especie de sistema de cheques en blanco; se entregó como única alternativa de escapar de la oscuridad que en ese momento pesaba sobre los partidos políticos, en los brazos de Hugo Rafael Chávez Frías.

Chávez, desde el «por ahora», hasta el juramento sobre la «moribunda» Constitución de 1961, fue la esperanza viva de millones de venezolanos, cansados del bipartidismo, de la corrupción, de las amantes y de todo lo que se moviera tras ellas y de unos gobernantes alejados cada vez más de los verdaderos intereses de los ciudadanos.

Chávez era hábil para dar sedal y recogerlo, de acuerdo a las circunstancias, y pragmático en el trato con los hombres. Prefería tranzar que reprimir, comprar que confrontar y dejaba la violencia y la ira para aquellos que tozudamente rechazaban sus cantos de sirena. Era conocedor de los hombres y siempre tuvo un gran desprecio por los políticos de esa «republiquita» que él llamó «la cuarta». «Engañados»  (13/08/2017)

Aparentemente una fugaz luz se visualizó en ese oscuro túnel. Digo  fugaz, porque duró muy poco, trastocándose en una inmensa oscuridad, en un calvario al que nadie pudo escapar. Chávez, mostró sus verdaderas intenciones y no solo eso, también creó una oposición a su medida.

Es sabido que los regímenes antidemocráticos le temen a una oposición verdadera y la reprimen de cualquier manera, a objeto de que no tome cuerpo y ponga en peligro su vil existencia; por ello, construyen la suya de acuerdo a sus miserias, para alcanzar y mantener todos los espacios políticos de la nación, haciendo creer que entre ellos existe un auténtico debate democrático mientras, en realidad, el pensamiento único soñado se hace presente.

Con el transcurso de los años se hace más evidente la componenda entre los que se dicen rivales u oponentes; se va notando con mucho más fuerza la desatención a los ciudadanos de a pie, siempre los más afectados en todas estás patrañas, sumiéndose estos en la oscuridad más aterradora; algunos aun esperan en vano que los llamados líderes de los partidos políticos, llámese Coordinadora Democrática, MUD, o ahora Frente Amplio, les solucionen sus pavorosos problemas, pero como nada es eterno, un día muy cercano despertarán y la luz brillará nuevamente, gracias a esos hombres y mujeres que a diario vienen luchando con infatigable amor a la Patria y a la libertad.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@DulceMTostaR
http://www.dulcemariatosta.com
16 abril 2019

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar