El domingo 18 de abril de los corrientes, encontré una esquela escrita en la sección de opinión por Carlos Angelvis Prato, que llamó mi atención y con la cual coincido, simplemente, porque es necesario llegar a acuerdos donde todos o, por lo menos la mayoría, queden conformes y no se permita que algunos candidatos se designen a dedo, de manera insatisfactoria para muchos; por eso, nuestra democracia nos ofrece otras alternativas, en este caso las elecciones primarias.

La referida esquela textualmente dice así: "Las Primarias son la solución. El régimen inhabilitó a Enrique Mendoza para las elecciones a gobernador de Miranda porque lo reconoció como lo que es: un líder indiscutible en ese estado y seguro triunfador. Por ello no comprendo por qué la periodista Elvia Gómez, en El Universal del 07-04-10, expresa que le corresponde a Julio Borges el número uno en la lista de Miranda.

Nadie ha trabajado más por el Estado que Mendoza, es injusto que un líder que le ha dedicado su vida a la defensa de los intereses de un Estado sea paseado por alguien que no tiene arraigo en la región. Eso sería "cachicamo trabajando pa' lapa". La solución salomónica es Primarias en Miranda, esta es la expresión diáfana y transparente de la democracia. Debemos desechar la imposición de candidatos a dedo, similar al dedo de Chávez. Que decida el pueblo y no la mesa de cuatro".

He visto con mucha preocupación como la llamada Mesa de la Unidad ha dado tumbos seleccionando sus candidatos en cada Estado o Municipio, porque no llegaban a acuerdos, ya que es muy difícil se complazca a todos, en un universo de tanta gente con aspiraciones políticas y, algunos, sólo con ambiciones.

Pero, en este momento tan crucial en la vida de cada uno de los venezolanos y de nuestras generaciones futuras, debe apartarse el egoísmo, las ambiciones políticas y convencerse que necesitamos caras nuevas y jóvenes, además, de esos hombres y mujeres preparados, con sensibilidad social, experiencia política, profesionales, técnicos, estudiantes y trabajadores, que hayan luchado denodadamente por nuestro país en diversos ámbitos de nuestra cotidianidad.

Me atrevo, públicamente, a hacerle un llamado a todos y cada uno de quienes se sienten y están comprometidos con Venezuela, a que reflexionen acerca de lo que sería mejor para todos y en aquellas entidades federales y municipios donde no se haya logrado acuerdo, celebrar elecciones primarias, para que sea el pueblo, que es y será siempre el más afectado en todo esto, el que elija a sus candidatos, quienes lo representarán en la Asamblea Nacional y, ¿por qué no?, en cualquier cargo público de aquí en adelante.

Eso es democracia, libertad de elegir, libre albedrío, ejercicio de la voluntad popular. No milito en ningún partido político, jamás lo hice, soy una venezolana de a pie que durante toda su vida ha tenido lo que por esfuerzo y trabajo ha logrado, pero que ha participado en todos los eventos electorales que se han realizado en el país y apoyado siempre lo que considero es bueno para todos y criticado lo que creo, no es.

Por ello, agradezco tanto a quienes publican mis escritos, porque de esta manera puedo expresarme y exponer el pensamiento de muchos venezolanos.

Lo importante es tener la libertad de hacerlo y ser partícipes en cada evento electoral que se realice, como forma de expresar nuestra opinión libre y democráticamente.

No desmayemos en nuestra lucha por sacar a nuestro amado y hermoso país adelante, VENEZUELA NOS NECESITA A TODOS.

 

Escrito por: Dulce María Tosta    
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

20/04/2010

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/100424/venezuela-nos-necesita-a-todos

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar