El próximo 27 de noviembre Turmero cumplirá 390 años de su fundación. A tan solo 10 años de su CUATRICENTENARIO, aún quedan muchas obras inconclusas, ofrecidas en su oportunidad a lo largo de 20 años por los diferentes gobiernos municipales, entre las cuales podemos citar: la Maternidad (de la cual apenas levantaron alguna paredes), el tan ofrecido Polideportivo, la construcción del Terminal de Pasajeros y la conclusión del sistema de drenajes para impedir los problemas ocasionados por las lluvias… y muchas más.

Entre estas obras inconclusas merece tal mención la plaza principal, ofrecida por las autoridades municipales en diversas oportunidades: la primera, el 27 de noviembre del 2009; luego el 02 de febrero del 2010; posteriormente, para agosto de 2010 y finalmente, se ofrece su reinauguración para éste venidero 27 de noviembre, según han informado por la prensa regional.

Nuestra Plaza “Santiago Mariño”, que data de 1881, ha sido objeto en estos últimos 20 años de algunas remodelaciones, pero ninguna había durado tanto como ésta, además, no se le había hecho tal transformación. El piso de granito fue removido para colocarle uno de cerámica, que como se puede observar en algunas áreas se nota heterogenia, con el agravante de que al humedecerse se torna resbaladizo, como han podido comprobar personas que han perdido balance y caído. Posterior a esos sucesos, observamos que con una máquina estaban cepillando el piso, pareciera que para poner las losas pulidas un poco rusticas.

Hemos observado durante casi dos años una cadena de construcciones y destrucciones, de avances y retrocesos, que evidencian una falta absoluta de planificación y de las previsiones necesarias para que una vez construido un tramo no requiera de posteriores revisiones y modificaciones.

Aquellos emblemáticos árboles que se encontraban en nuestra plaza, que hacían de delicias a niños y adultos y en ellos paseaban ardillas, iguanas, perezas y palomas; se han ido cayendo de manera tan acelerada, que nos hace presumir del mal manejo de la tierra que les dan sustento. La modificación de la vegetación trajo consigo la emigración de esas especies, la cual por mucho tiempo habían hecho de éste lugar su hábitat natural.

En cada lateral construyeron como unas especies de semicírculos con losas de piedras que inicialmente fueron grises, ahora son de diferentes colores, que tengo entendido será el lugar donde instalarán los nuevos bancos.

También recientemente colocaron unos plásticos negros alrededor de ella, o sea, la vistieron de negro, dejándola totalmente lejos de nuestros ojos, pareciera simbolizar la viudez que por años ha sufrido, en virtud de unos gobiernos municipales que no la han atendido debidamente, como tampoco lo han hecho con los múltiples requerimientos con una población cada vez más necesitada. Según tiene por objeto resguardar la ejecución de la última etapa de los trabajos que se vienen realizando en ese histórico lugar, además de impedir el paso de las personas para protegerlos de la inseguridad reinante en el lugar, por la falta de alumbrado público. Pero, a pesar de eso observamos que han colocado detrás de la estatua de Santiago Mariño 7 astas de banderas y le construyeron atrás en concreto un muro, también construyeron delante de la estatua una especie de tarima que servirá para alocuciones. Me pregunto: ¿cuántas y qué banderas izarán?, ya que lo desconocemos, y ¿dónde se ha visto que en una plaza construyan una tarima para oratoria?, cuando ese es un lugar de esparcimiento y del resguardo de su ornato.

También colocaron faros con un falso envejecido, pienso que nuestra principal plaza debería tener una red de alumbrado acorde con su importancia histórica.

Igualmente vistieron de negro toda el área de las escaleras de la estructura donde funciona la Cámara Municipal. Donde se encontraba la fuente construyeron nuevamente las escaleras. En los laterales que también eran parte de la fuente, lo rellenarán con tierra y abono y colocaran plantas; muy bien por ello, ya que esa fuente funcionó poco tiempo, se quedó el agua estancada convirtiéndose en criadero de zancudos, además de basurero, ya que todo el que por allí pasaba algo lanzaba a ella.

Los turmereños necesitamos que nuestras autoridades se ocupen en función de las mejoras del Municipio. Estamos ansiosos por ver terminada la plaza y las demás obras prometidas.

Escrito por: Dulce María Tosta
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
30/10/2010

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar