El domingo 16 de octubre un nutrido grupo de personas que vivimos en Turmero, nos encontrábamos reunidos en el centro de Turmero, esperando a María Corina Machado, para una caminata que fue convocada a viva voz y por las redes sociales.

La precandidata llegó a las 11:30 a.m.; inmediatamente de saludar a los que estábamos ahí procedimos a caminar junto a ella. Hubo mucha receptividad de los comerciantes y de la gente que nos encontramos a nuestro paso e, inclusive, entramos al mercado donde ahora funciona la economía informal. Luego de recorrer varias cuadras llegamos a la Plaza Santiago Mariño y allí saludo a las personas de la tercera edad que acostumbran compartir sentados en los bancos de la plaza, con quienes tuvo un pequeño y grato intercambio de ideas.

Todo transcurría en armonía y con alegría; llegamos al otro extremo de la plaza, exactamente frente a la Iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria, en la calle Rivas y a petición de las personas que se encontraban saliendo de misa, María Corina subió a saludarlos y a tomarse fotos. Cuando nos disponíamos a continuar hacia el Mercado de Las Verduras, nuestro último punto de visita en la caminata, que queda a una cuadra de la iglesia, nos interceptó un grupo de motorizados. Dichos motorizados plenamente identificados como simpatizantes del chavismo, nos amedrentaron acelerando sus motos, manifestando que “esta es zona chavista” y que “ningún escuálido podía venir a caminar, ni hacer campaña política a Turmero”.

Valientemente María Corina los enfrentó y trato de calmarlos, evitando que el grupo que la acompañábamos interviniera. Así, entre insultos, nos cantaban “NO VOLVERAN”. Nosotros, por nuestro lado, aplaudíamos y vitoreábamos “María Corina, María Corina”. La gente que se encontraba alrededor permanecía atenta ante las agresiones verbales, amedrentamiento y resonar de los motores de las motos y nuestro derecho a permanecer ahí. Solo llegó un policía de azul, a pesar de que la sede de la Policía queda el otro extremo de la plaza y la Policía Municipal había pasado en múltiples oportunidades cuando nos encontrábamos reunidos de donde partió la caminata. Hubo hasta abrazos entre dos o tres de ellos y María Corina, aparentemente todo se había calmado, luego nos retiramos hacia el edificio donde funciona la Cámara Municipal y de ahí continuamos nuestra caminata hacia el Mercado de Las Verduras. Sorpresivamente nos atacaron nuevamente, empujándonos y golpeándonos y de inmediato se armó una gran confusión, donde empujaron a María Corina y la bañaron con cerveza, la tumbaron al piso, a Dios gracias no le paso nada y la pudieron levantar rápidamente y sacarla del lugar, tumbaron a otros al piso y golpearon al Jefe de Campaña de María Corina en Aragua y ciudadanos turmereños que están en el equipo del Voluntariado por la Democracia. En el momento que sucede todo esto, yo, que había tomado fotos durante toda la caminata y de los sucesos frente a la iglesia y que había salido disparada con los empujones, vino un hombre por la parte de atrás, solo atine a ver que tenía una franela amarilla y arrancó de mi mano el celular, que yo por lo que sucedía procedía a guardar en mi bolso.

El fanatismo político no nos puede llevar a tener conductas extremistas, violentas, peligrosas y hasta delictivas, que atentan contra la vida de las personas, el derecho a pensar y a expresarnos  libremente y el respeto a la integridad física de todos los seres humanos e inclusive  son conductas sancionadas por el Código Penal.

“La violencia es siempre un acto de debilidad y generalmente la operan quienes se sienten perdidos”. Paul Valéry

Escrito por: Dulce María Tosta
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
22/10/2011

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/111022/maria-corina-en-turmero

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar