Es muy amplio y complejo el concepto de las emociones y los sentimientos, por lo tanto comparto con ustedes algunas conclusiones a las que llegué por las investigaciones sobre la materia y mis propias experiencias.

Las emociones y sentimientos son estados afectivos que nos invaden, dependiendo de nuestro estado de ánimo, pueden ser positivas o negativas y ellas mismas nos llevan a desenvolvernos en la vida, bien sea actuando con rectitud y responsabilidad o deshonestidad e irresponsabilidad.

Mientras que las emociones pueden surgir ante situaciones que a diario podríamos enfrentar, los sentimientos se manifiestan en función de los resultados de las relaciones, vivencias y experiencias de nuestro comportamiento con el entorno, ya sea familiar, amistades o compañeros de trabajo y hasta con personas que te puedes encontrar a tu paso.

Los sentimientos son estados afectivos más estables, duraderos; pero menos intensos que las emociones.

Las emociones y sentimientos negativos en las personas causan serios trastornos que llegan hasta provocar el alejamiento de familiares y amigos; produciéndose el aislamiento de estas personas con su entorno familiar y de amistades.

El estado de ánimo de las personas varía durante el transcurso del día, como podemos levantarnos de buen humor, también lo podemos hacer de mal humor, quizás, porque tuvimos insomnio o nos despertamos varias veces en la noche, o nos sentimos mal, en fin todo lo que pueda trastornar nuestro sueño nos produce mal humor, pero cualquier evento durante el transcurso del día podría cambiarlo, a mejor o a peor, según sea el caso; pero es muy importante que tengamos siempre conciencia de ello, es decir, que sepamos y podamos expresar con claridad qué emoción experimentamos en un momento dado.

Según sea la situación que provocan las emociones, decimos palabras, tales como: "te amo", "te quiero", "te estimo", "te odio", "te temo", "te respeto", que además, nos señala lo positivo o negativo del sentimiento que manifestamos por alguien. Y según sea la intensidad de la emoción escogemos palabras como "nada", "poco", "bastante", "mucho" y así, componemos la descripción de una emoción. Decimos, por ejemplo, "me siento muy enamorado", que es una expresión positiva o "me siento un poco defraudado de él o de ella", que es una expresión negativa.

Por lo antes expuesto, podemos concluir que podemos reconocer en las emociones dos componentes bien diferentes; tenemos por un lado, uno cualitativo que expresamos mediante las palabras que utilizamos para describir nuestras emociones, tales como el amor, la amistad, el temor, la inseguridad, entre otras y que determinan su significado, bien sea positivo o negativo y por otro lado, poseen uno cuantitativo que expresamos mediante palabras, tales como: es poco, bastante, mucho, grande, o algo, e igualmente expresadas tanto en las emociones positivas como negativas.

Por eso en estos tiempos en que vivimos con tantas carreras, detengámonos por un momento a pensar y a cambiar en positivo nuestra actitud para relacionarnos mejor con todos.

DULCE MARÍA TOSTA |  EL UNIVERSAL
sábado 7 de noviembre de 2009  05:10 PM
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/091107/emociones-y-sentimientos

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar