En mis escritos anteriores les he mencionado lo deteriorado de la Autopista Regional del Centro, o avenida, como algunos le dicen, yo diría simplemente una calle más de las tantas en mal estado que hay en Venezuela.

Las grandes colas aún continúan formándose a cualquier hora del día y todos los días, así como la inseguridad por falta de vigilancia que reina a lo largo y ancho de ella, cabe mencionar que el resto de las vías de este País están en iguales condiciones, además de la falta de alumbrado que las hacen aún más peligrosas. De verdad, ¡que da tristeza!, siendo esta vía la de mayor importancia del centro del país y que este en tal abandono.

He tenido que viajar mas seguido en estas últimas tres semanas a Caracas y aún la situación es la misma que les mencionaba en mi anterior entrega, sobre la autopista,  siguen las reparaciones que comenzaron a principio de año en el tramo de Aragua, sentido Caracas, eso es a la altura de La Encrucijada de Turmero, ahora es que están llegando a la entrada de La Victoria, solo hay  un pequeño tramo que le pintaron las rayas, el resto sigue igual, con grandes pedazos rotos por la caladora y otros que ya le han vaciado el asfalto, e insisto, está muy desnivelado, aparte de que ya tiene huecos.

Igualmente, continúan las reparaciones en el tramo con sentido a Valencia; allí como les dije anteriormente se siente lo deficiente del pavimento por los pronunciados desniveles, ahora hasta tiene huecos y no le han pintado  las rayas y aunado a la falta de   alumbrado, hace que transitar por allí de noche sea muy peligroso, parece una Boca de Lobo.  Esto nos continúa afectando a los que por allí tenemos que transitar, causándonos muchos  retardos e inconvenientes.

Sigo observando con mucha preocupación que carros de paseo, autobuses y camiones que transitan por allí andan como alma que lleva el diablo, sus conductores, en muchas oportunidades, no respetan los límites de velocidad,  además de cometer imprudencias al manejar que ocasionan graves accidentes.

¿Qué pasa MINISTRO?       

Insisto:  ¿Es qué no se quiere lucir?

 

Escrito por: Dulce María Tosta.  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
28/11/2009

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/091128/boca-de-lobo

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar