Hoy para huir de las tensiones, angustias y preocupaciones por las que hemos estado pasando últimamente, les escribiré sobre un ritmo que nació alrededor del año de 1879 bajo la pluma del compositor Miguel Fraile y Pérez, que era interpretado mayormente con instrumentos de viento, con piano, flauta, violines y percusión cubana; era lo sensual, lo romántico, en épocas de nuestros antecesores y estaba llena de poesías; los poetas se lucían, los compositores con su pluma volaban al son de la melodía y procurando el acercamiento íntimo entre las parejas crearon un ritmo cadencioso de movimientos ligeros llamado Boleros; que pronto se convirtió en el rey de los salones de fiestas para los enamorados o era el pretexto perfecto para abrazar; o estar más cerca de la persona a quien deseaban.

Algunos musicólogos de la época opinaban que era de origen español y que luego fue llevado a Cuba; aunque, estudios posteriores dejaron demostrado sin ninguna duda que dicho género tiene su origen en Cuba y entonces es llevado por los marineros españoles a su país, siendo su principal compositor el cubano Ignacio Cervantes.

El nombre de boleros viene de la expresión "Volero", de volar y a las danzas gitanas que contienen movimientos agudos y rápidos que aparentan el vuelo de las aves.

Se dice que la pieza que da origen formal al género es la identificada con el nombre de "Tristeza", en el año de 1885, aunque algunos difieren de la fecha, pero para el año de 1985 se celebró en Miami, Florida, en el Museo Cubano de Arte y Cultura los 100 años de haberse creado el primer bolero llamado "Tristeza"; dicha pieza musical fue escrita por el cubano José "Pepe" Sánchez en Santiago de Cuba, conocido también como "El Padre de la Trova"; con el acompañamiento musical que denominamos "clásico" (las guitarras y la percusión). De esta manera el bolero evolucionó de música de cantinas y peñas, a música de serenatas.

Entre los más famosos compositores e intérpretes de canciones y boleros, tenemos al mexicano Agustín Lara o como también le llamaban "El Flaco de Oro", el cual está considerado entre los más populares de su tiempo y de su género. Sus canciones más conocidas han sido interpretadas por los tenores: Plácido Domingo, José Carreras, Luciano Pavarotti, Andrea Bocelli, Pedro Vargas, José Mojica, Toña La Negra, Los Panchos, Javier Solís, Vicente Fernández; entre otros. Su fama crecería con "Solamente una vez", compuesta en Buenos Aires y dedicada a José Mojica.

El compositor puertorriqueño Rafael Hernández Marín, conocido como "El Jibarito" que quiere decir campesino de Puerto Rico, llegó a ser un icono de la cultura de su país; y después de Agustín Lara es el que más composiciones dejó al mundo latinoamericano del bolero, con un estilo lleno de sencillez, radicando su triunfo en que expresaba lo que habitualmente debía ser complejo para un poeta.

Hablando de cantantes de boleros extraordinarios, en Venezuela contamos entre otros con la inolvidable y encantadora mujer Graciela Naranjo, llamada también "Señora Bolero", quien fue poseedora de una seductora y tierna voz, quien envolvió a los enamorados a un mundo de magia, transformando sueños en esperanzas, fue y es la primera que adoptó el bolero para sí.

Otro de los grandes del bolero fue nuestro inolvidable Alfredo Sánchez Luna, conocido en el medio como "Alfredo Sadel". Considerado por muchos como el cantante popular y lírico más importante en la historia musical de nuestro país. En Venezuela contamos con varios monumentos a su nombre, tales como la Plaza Alfredo Sadel en la ciudad de Caracas, también fue llamado el "Tenor favorito de Venezuela".

El bolero jamás perderá su esencia romántica y nostálgica que le ha seguido a través de los siglos y jamás morirá mientras los amantes tengan algo que decirse.

 

DULCE MARÍA TOSTA |  EL UNIVERSAL
sábado 19 de septiembre de 2009  05:12 PM

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/090919/boleros

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar