Lo sensual, lo romántico, en épocas de nuestros antecesores estaba llena de poesías; los poetas se lucían, los compositores con su pluma volaban al son de la melodía y procurando el acercamiento intimo entre las parejas crearon un  ritmo cadencioso de movimientos ligeros llamado Boleros; que pronto se convirtió  en el Rey de los salones de fiestas para los enamorados o era el pretexto perfecto para abrazar; o estar mas cerca de la persona a quien deseaban.

El bolero es un ritmo de cuatro tiempos, en el primer tiempo la pareja está  uno frente al otro y con los cuerpos pegados, solo mueven la pelvis, en el segundo dan un paso rápido, en el tercero también, y en el cuarto dan un paso lento; todo esto mientras se giran lentamente hacia la izquierda. Esta forma de bailar tan simple lo hizo popular en todo el mundo, en todos los ambientes y entre todas las clases sociales

Sus raíces las podemos ubicar por influencia de naturaleza gitana, en los compases de la contradanza del siglo XVIII; también se puede distinguir en algunos ritmos de estructura que aparecieron en el folclore cubano durante el siglo XIX, como el danzón, que es un género bailable derivado de su danza criolla creada por el compositor Miguel Fraile y Pérez en 1.879 y que se interpretan mayormente con instrumentos de viento, con piano, flauta, violines y percusión cubana; y la habanera que es un tipo de canción de ritmo lento y compás cuatemario o cuatro cuartos, o sea cuatro negras por compás.

Algunos musicólogos de la época opinaban que era de origen español y que luego fue llevada a Cuba; aunque, estudios posteriores dejaron demostrado sin ninguna duda que dicho género tiene su origen en Cuba y entonces es llevado por los Marineros Españoles a su país, siendo su principal compositor cubano Ignacio Cervantes.

        

                                                        Ignacio Cervantes

 

Su nombre viene de la expresión «Volero», de volar y a las danzas gitanas que contienen movimientos agudos y rápidos que aparentan el vuelo de las aves.

Para 1.793 se reportaba la existencia de los primeros cantantes que asemejaban sus canciones al bolero, tales como el español Xavier Cugat, quien fue difusor inagotable de la música cubana, afrocubana y latinoamericana y Nicolás Capouya, éste último no dejó composiciones escritas, ni se conoce mucho de él; pero ambos componían canciones con ciertas semejanzas con el bolero, tanto musicales como temáticas. El típico bolero cubano nace hacia el año de 1.840.

   

Se dice que la pieza que da origen formal al género es la identificada con el nombre de «Tristeza», en el año de 1.885, aunque algunos difieren de la fecha,  pero para el año de 1985 se celebró en Miami-Florida en el Museo Cubano de Arte y Cultura los 100 años de haberse creado el primer bolero llamado «Tristeza»; dicha pieza musical fue escrita por el cubano José «Pepe» Sánchez en Santiago de Cuba, conocido también como «El Padre de la Trova»; con el acompañamiento musical que denominamos «clásico» (las guitarras y la percusión). De esta manera el bolero evolucionó de música de cantinas y peñas, a música de serenatas.

     

José «PEPE» Sánchez                                     Partitura del Tristezas

 

En la década de los veinte y los treinta los países de la cuenca del gran Caribe hispano asumieron pronto como propio el producto que Cuba les daba. Eso permitiría la fusión y el engrandecimiento del bolero con otros géneros musicales, dándose como resultados los subgéneros: bolero rítmico, bolero cha-cha-chá, bolero mambo, el bolero ranchero (mezcla de bolero y mariachí mexicano), el bolero son (creación de Miguel Matamoros), el bolero moruno (bolero con mezclas gitanas e hispánicas) e inclusive la bachata, una especie de bolero originado en los suburbios marginados de República Dominicana.

Entre  los años de 1.908 y 1.910 el bolero cubano con la influencia de un tipo de canción de Yucatán llega a México, aunque hay quienes afirman que en el año de 1.907 se escuchó una grabación hecha en México del bolero «Tristeza», el  ritmo pasó de ternario a cuaternario, adaptándose al actual bolero, a través de las interpretaciones de Augusto «Guty» Cárdenas. La primera pieza musical escrita en México se hizo en 1.913 y se llamó «Presentimiento», se grabó en Nueva York en la voz del trovador y compositor yucateco Augusto «Guty» Cárdenas.

Mas tarde, el Trío Los Panchos, quienes se hicieron famosos por lo extraordinario de sus introducciones punteadas en la guitarra y por sus melodías cantadas a tres voces, internacionalizarían el bolero y una vez transformado en bolero urbano y al que el famoso compositor e interprete de canciones y boleros de origen mexicano Agustín Lara o como también se le llamaba «El Flaco de Oro» le estampará su propio sello, quedando para siempre en el gusto de los mexicanos. Agustín Lara compositor e intérprete de canciones y boleros; esta considerado entre los más populares de su tiempo y de su género. Sus canciones más conocidas han sido interpretadas por los tenores: Plácido Domingo, José Carreras, Luciano Pavarotti, Andrea Bocelli, Pedro Vargas, José Mojica, Toña La Negra, Los Panchos, Javier Solis, Vicente Fernández; entre otros. La primera canción que compuso fue  Marucha, escrita en honor a uno de sus primeros amores. Su fama crecería con «Solamente una vez», compuesta en Buenos Aires y dedicada a José Mojica; también están “Veracruz, “Guitarra guajira/Palmera, “Tropicana, “Pecadora“; entre otras. También fue célebre por sus amores con famosas  mujeres, entre ellas la mexicana María Félix, por cierto que fue una de sus esposas y para quien hizo composiciones como: María bonita, Aquel amory Noche de ronda, entre otras.

  

                Agustin Lara y María Félix                 

Trio «Los Panchos»

Hernando Aviles, Chucho Navarro y Alfredo Gil

El compositor Puertorriqueño Rafael Hernández Marín, conocido como «El Jibarito» que quiere decir Campesino de Puerto Rico, llegó a ser un icono de la cultura de su país;  y después de Agustín Lara es el que más composiciones dejó al mundo latinoamericano del bolero, con un estilo lleno de sencillez, radicando su triunfo en que expresaba lo que habitualmente debía ser complejo para un poeta. Siendo sus principales boleros: Enamorado de ti, No me quieras tanto, Tú no comprendes, Amigo, Despecho, Silencio, Celos malditos celos, Canción del Dolor, Ahora seremos felices, Perfume de gardenias, Ausencia, Lo siento por ti, Preciosa y Lamento borincano.

Hablando de cantantes de boleros extraordinarios, en Venezuela contamos con la inolvidable y encantadora mujer Graciela Naranjo, llamada también «Señora Bolero» quien fue poseedora de una seductora y tierna voz, que envolvió con su voz a un mundo de magia a los enamorados, transformando sueños en esperanzas, fue y es la primera que adopto el bolero para si, nacida en Maiquetía en el ahora Estado Vargas, el 25 de Diciembre de 1.916; debutó a la edad de 15 años convirtiéndose en artista exclusiva de la Broadcasting Caracas (actual RCR), quien en aquella época era emisora pionera de la radiodifusión Venezolana, tiempos en que las transmisiones se realizaban en directo y no se soñaba, con algún día poder disfrutar de los artistas a través de algún otro medio.

Para que no queden dudas de las dimensiones de esta artista, cuya calidad trasciende el firmamento musical, cito textualmente las declaraciones del maestro Agustín Lara, en entrevista concedida a importantes revistas de aquella época en Cuba:

Aunque muchos interpretes me hacen el honor de interpretar mis canciones, para mí los más completos son: en el sexo feo, Pedro Vargas y Chucho Martínez Gil, y en el sexo femenino Toña La Negra, Ana María Fernández, Elvira Ríos y Graciela Naranjo. Esta última Venezolana, me satisface de manera incomparable”.

Graciela Naranjo «Señora Bolero»

Nuestra querida e inolvidable «Señora Bolero» a la edad de 84 años parte al cielo de este mundo, a pertenecer al coro celestial a deleitar con su dulce voz a los ángeles y querubines, casualmente ese día cayó Miércoles Santo 11 de Abril del 2.001, día del Nazareno; con su partida física Graciela Naranjo nos deja una profunda tristeza a los amantes del bolero y a los que  disfrutamos de su hermosa voz; pero como legado nos quedaron sus grabaciones, anécdotas y recuerdos; para que ahora como en aquella época en que se enamoraron nuestros abuelos y padres, se enamoren  nuestras generaciones y a las que estén por venir.

Otro de los grandes del bolero en Venezuela fue nuestro inolvidable Alfredo Sánchez Luna, conocido en el medio como «Alfredo Sadel», quien abrió los ojos en Caracas el 22 de Febrero de 1930; fue considerado por muchos como el cantante popular y lírico más importante en la historia musical de nuestro país. Con varios monumentos a su nombre, tales como la Plaza Alfredo Sadel en la ciudad de Caracas, también fue llamado el «Tenor favorito de Venezuela». Incursiono en el cine con artistas de la talla de Miguel Aceves Mejía, Evangelina Elizondo, Javier Solis, Sara García, los cubanos Blanquita Amaro y Otto Sirgo, entre otros; y también brilló en el canto lírico y fue el primero en llegar a Siberia y a otras 14 naciones. Se destacó como compositor, debiéndose a su inspiración innumerables piezas como: Yo no te engañé, Son dos palabras, Otra rosa, El hombre de hierro,  Golondrinas del tiempo,Quiero a Maracaibo, Razonando, razonando y decenas más. Alfredo Sadel vivió durante casi 60 años y durante su existencia deleitó a sus fans con una voz irrepetible, interpretó hermosos boleros, zarzuelas, óperas, baladas. Sadel se paseó por diferentes estilos y en todos tuvo éxito. Viajó por el mundo, ganando fama y admiración. Muere en Caracas el 28 de Junio de 1.989.

México cuenta con la compositora más culta y popular de todos los tiempos: María Grever, autora de piezas clásicas en el mundo entero como “Cuando vuelva a tu lado“, “Alma mía“, “Bésame“, “Vida mía“ y “Júrame“; que fue su primer gran éxito, en el año de 1926, interpretada por José Mojica, en esa época ella aún no era demasiado conocida. Por cierto para esos años el bolero comenzaba a convertirse en la música más popular del momento.

 

María Grever también fue autora de grandes temas del género romántico. Se dice que fue discípula del músico francés Claude Debussy y de su exquisita pluma han surgido títulos tan importantes que se han convertido en verdaderos clásicos de la canción romántica latinoamericana y que forman parte de su riquísima historia musical, como “Muñequita linda”, “Despedida”, “Ya no me quieres”, “Por si no te vuelvo a ver”, Cuando vuelva a tu lado, Así, Te quiero dijiste, Volveréy muchas otras que completan una larga lista de unas ochocientas composiciones musicales.

María Grever vivió (1.884) y murió (1.951) en Nueva York.

El bolero jamás perderá su esencia romántica y nostálgica que le ha seguido a través de los siglos y jamás morirá mientras los amantes tengan algo que decirse.

 

Escrito por: Dulce María Tosta.  
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente original: Boleros: http://www.eluniversal.com/opinion/090919/boleros

Volver

Comentarios   

0 #1 mujer guapas mundo 06-11-2016 17:16
Excellent way of describing, and fastidious post to
obtain facts regarding my presentation focus, which i am going to present in school.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar