Los Puertos Marítimos son el conjunto de obras e instalaciones y servicios, construidos en aguas tranquilas necesarias para el parador seguro de los buques, mientras se ejecutan las labores de embarque y desembarque de pasajeros y mercancías.

En Venezuela nos encontramos en algunas ciudades, por su estratégica ubicación geográfica, puertos marítimos que nos permiten realizar  intercambios comerciales por el mar y con otros países.

Entre los más importantes puertos tenemos el que se encuentra ubicado en Puerto Cabello y el de La Guaira; también está el de Puerto Ordaz, Maracaibo, Anzoátegui.

A tan solo 30 kilómetros de la capital, en la zona centro-norte a orillas del Mar Caribe y en la falda del cerro El Ávila se encuentra el Puerto de La Guaira, que es considerado como el mas importante centro naval y la puerta de entrada a Venezuela, además donde llegan y salen cruceros hacia las Islas del Caribe.

La Guaira fue fundada por Don Diego Osorio, quien ejercía el cargo de Gobernador para el año 1589, y época en que se exportaban diversos productos por vía marítima.

Debido al crecimiento de las operaciones de exportación e importación se hizo necesario centralizar el embarque y desembarque de buques y por ello, en el año de 1601, celebran un Cabildo Abierto en Caracas para planificar la construcción de un muelle adecuado para tales fines, acordaron que se visitaría La Guiara para elegir un lugar favorable e idóneo para acoger el puerto principal y establecer el resguardo para salvaguardar la nación. Para ello encargaron a Garcí González de Silva.

Entre 1728 y 1778 se establece la Real compañía Guipuzcoana, monopolizando el comercio entre la provincia de Caracas con España, operando luego en Venezuela desde 1730, fecha en que llegaron a La Guaira las dos primeras embarcaciones de la compañía, liquidando sus operaciones en el año de 1785.

Dicha compañía tuvo gran influencia en el desarrollo económico, social y político de nuestro país, siendo La Guaira y su puerto determinante en el desarrollo comercial; por ello se inicia la construcción de un muelle de madera, de cincuenta y ocho metros de largo por ocho de ancho que permitiría operar al mismo tiempo hasta cinco buques o naves, siendo objeto de frecuentes reparaciones o remodelaciones entre los años de 1842 y 1874.

Otro de los puertos importantes durante la colonización fue el puerto de Puerto Cabello, que ha sido considerado como uno de los mejores del nuevo mundo. Desde allí salía el café, el algodón, el cacao y el índigo a las Islas Holandesas. 

En el año de 1793, los puertos de Venezuela pasan a la jurisdicción bajo el Consulado de Caracas.

Durante la presidencia de Antonio Guzmán Blanco, específicamente en el año de 1885, éste suscribe en Europa un contrato con la empresa  Punchard MC Taggart Lowrther & Cia., que incluía la construcción de un puerto en la bahía de La Guaira con un rompeolas de 625 metros aproximadamente de longitud, un espejo de agua de alrededor de 90 acres, 945 metro aproximadamente de malecón, sistemas ferroviarios, almacenes, grúa, faro entre otros accesorios y de esta manera, se creó la compañía La Guaira Harbour Corporation Limited, teniendo la nación la propiedad de 120 mil acciones ordinarias.

Luego de esto, el 13 de marzo de 1889, el barco Albinbia procedente de Alemania, atraca en las nuevas instalaciones del puerto, siendo este el primero en llegar a Venezuela a  cargar 4.000 quintales de café; sin embargo, oficialmente se inician las operaciones portuarias el día 24 de julio de 1890. Durante los siguientes años y hasta 1935 sólo se hicieron trabajos básicos de mantenimiento y algunas reparaciones. No obstante, los movimientos de carga iban en aumento, hasta que en 1936 alcanzaron las 200 toneladas.

El General Eleazar López Contreras durante su presidencia, en representación de la nación adquiere, la Corporación Puerto de La Guaira y sus activos y en el año de 1937 se adscribe al Ministerio de Hacienda y Obra Públicas. Luego se realizaron las siguientes obras y actos de administración:

• En 1941 la firma holandesa N.V. Aannemersvedrjs Vorrh construye un rompeolas.

• En 1944 la firma danesa Chnistiani Nielsen construye un almacén de siete mil metros cuadrados (Almacén Libertador) y un muelle tipo espigón (Muelle Raymond).

• En 1949 firma Frederick Snare construye un nuevo rompeolas, que seria secundario.

• En 1950 se construyen los malecones Sur, Sur-Oeste, el edificio del Terminal de Pasajeros, las baterías de silos de concreto y se reacondicionan los muelles.
• Entre 1972 y 1991 se construyen muelles para contenedores, para mercancía general (adosados al rompeolas norte), de la marina; el Terminal de Carga General, el malecón de pescadores y áreas para patios y almacenes en el orden de 60 mil metros cuadrados.

• En 1992 luego de la liquidación del Instituto Nacional de Puertos, el puerto fue entregado en concesión a la Sociedad Anónima Puertos del Litoral Central, cuyo único accionista era el Fondo de Inversiones de Venezuela.

• En el año 2001 el FIV fue suprimido por decreto presidencial y la custodia de las acciones Puertos del Litoral Central pasaron a la salvaguarda del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES).

• En el año 2004 se modifica la asignación de las acciones de la Sociedad Mercantil Puertos del Litoral Central, S.A. del BANDES (Ministerio de Finanzas) al Ministerio de Infraestructura (MINFRA), teniendo así por objeto la administración de las actividades directas o indirectas del servicio público portuario del Puerto de La Guaira y su mantenimiento.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), plantea una nueva distribución de competencias sobre los puertos, que supone la actividad coordinada entre el Poder Nacional y el Poder Estadal, garantizando la debida coordinación entre las competencias de ambos poderes, a los fines de conformar un sistema portuario nacional moderno y eficiente, toda vez que el artículo 156, numeral 26, de la Carta Magna establece como competencia del Poder Público Nacional el régimen de los puertos y su infraestructura, mientras que el artículo 164 consagra como competencias exclusivas de los estados la conservación, administración y aprovechamiento de los puertos de uso comercial, en coordinación con el Ejecutivo Nacional.

Luego de una lectura minuciosa podemos concluir que en la actualidad el sistema portuario se encuentra en total desgobierno y las competencias sobre los puertos públicos, los terminales privados, los pesqueros, y las demás instalaciones portuarias no están claramente definidas, ya que no tienen una clara distribución de competencias en materia portuaria.

Autora: Dulce María Tosta
Marzo 2010
Boletin Aduanero # 49/2

Fuente: http://www.aduanas.com.ve/boletines/boletin_49/2.htm

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar