Luego de una gran jornada, el pueblo de Venezuela decidió. Unos votaron a favor de los candidatos del partido de gobierno, otros, en apoyo a los de la Mesa de la Unidad; terceros le dieron su voto a los que no están con los partidos que integran la Mesa de la Unidad y los partidos que apoyaron a los candidatos del gobierno, y como siempre hubo los que decidieron no salir a votar o los que por algún motivo no pudieron hacerlo, entre ellos las personas que no se encontraron en las listas por una causa u otra, los que aún estaban de vacaciones fuera de su zona donde tenían que votar, algunos enfermos que les fue totalmente imposible asistir o los que en ese fin de semana fallecieron, lo cual es realmente alarmante, en fin, cada quien da su justificación.

El domingo 26 de septiembre fue un gran día de fiesta democrática, donde la mayoría de los venezolanos participamos y abogamos por nuestros candidatos, por los que creímos serían los mejores para representarnos en la Asamblea Nacional.

Podemos decir que ambos grupos se adjudicaron un año de campaña, entre elegir a los candidatos que participarían y posteriormente los ya seleccionados que efectuaron sus propias campañas, e inclusive antes de la fecha autorizada por el Consejo Nacional Electoral. Cada uno de los candidatos de la Mesa de la Unidad nos presentó sus propuestas, mientras los candidatos del gobierno manifestaron profundizar su revolución, y el día 26 de septiembre acudimos a nuestros centros electorales a dar respuesta a ellas.

Venezuela atraviesa por un difícil período y es ahora cuando todos unidos debemos trabajar por la construcción de un mejor país, donde podamos ser protagonistas y participar, para hacer de ella una autentica DEMOCRACIA.

Aquí y ahora, no hay lugar para espectadores, es como un juego de beisbol, de fútbol o de cualquier disciplina, pero en él no existen gradas o tribunas, ya que todos somos parte del equipo, ese gran equipo que es Venezuela; y el que no participe no tiene derecho luego a protestar, ni a quejarse, e inclusive tampoco tendría derecho a la recompensa, que es el vivir en un país LIBRE y DEMOCRÁTICO, pero por vivir aquí disfrutarían igual que el resto de los que si luchamos por un país prospero y libre.

Luego del 26 de septiembre nos encontramos ante una nueva Asamblea Nacional, multicolor, donde seguramente habrán pugnados debates y no le será fácil al partido de gobierno legislar al son de su líder. Ahora sí estamos frente a un grupo de hombres y mujeres con diferente ideología política y pensamiento, desarrollándose seguramente maratónicas sesiones. Es importante recordar a los diputados elegidos que los que acudimos a votar ese día esperamos que ellos estén a la altura del compromiso que han adquirido.

A todas estas, de aquí al 5 de enero de 2011 pudieran suceder muchas cosas; por eso, es muy importante que la oposición esté atenta ante cualquier eventualidad que se les presente, es por ello que deben ser mas inteligentes en sus actuaciones y no atacar, solo dejar que sus contrincantes se desgasten, que es lo más seguro que pudiera ocurrir, demostrado ante los recientes ataques expropiando a empresas, que por sus dueños pensar diferente han sido castigados.

Lamentablemente, no se han dado cuenta que con todo esto le hacen daño es a su gente, a los que aquí vivimos, a quienes solo estamos trabajando para mejorar nuestro nivel de vida: con seguridad, educación, trabajo, vialidad, salud, deporte y por encima de todo JUSTICIA; donde se cumplan cabalmente los fines del ESTADO.

Simón Bolívar nos dijo: "…el que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores".

 

DULCE MARÍA TOSTA |  EL UNIVERSAL
sábado 23 de octubre de 2010  12:30 PM
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar