¿Qué pasa con la gente que ha perdido la sensibilidad? ¿Cómo es posible que traten así a las personas de la tercera edad? Que muy bien pudieran ser sus abuelos, o los de su amigo o vecino y me refiero a la forma en que son tratados por el gobierno al asignarles una ínfima cantidad por concepto de pensión, debido al alto costo de la vida, ya conocido por todos; luego de que ellos le entregaron sus mejores años al trabajo y quizás algunos colaboraron con el progreso del país; las entidades bancarias también tienen su cuota de responsabilidad por la inhumana forma de cobro de las mismas. Recientemente, antes de las 7 de la mañana pasé por una de ellas en Turmero, cerca de mi casa y me asombre de las dos inmensas colas que había de lado y lado de la puerta de la entidad y que se extendía por varios metros, luego pase a media mañana y allí continuaban las mismas colas, ya cerca de mediodía que salí en carro, pase de nuevo; ya solo había una cola y tome algunas fotos para subirlas junto a este escrito a mi blog. Los viejitos permanecen bajo el inclemente sol y si llueve, pues bajo la lluvia y nadie hace nada por buscar una mejor forma para hacer efectivo el pago de sus pensiones; estuve averiguando y así mismo es en casi todas las entidades bancarias del país, ya que es insuficiente el espacio físico para que todos los pensionados permanezcan dentro de las mismas.

Cabe destacar que aún hay mucha gente mayor que no goza de los beneficios de su pensión, entonces, yo me pregunto: ¿Cómo serían entonces las colas? No me lo quiero ni imaginar…! Tendrían que buscar otras alternativas para hacer más placentero el cobro de las pensiones y porque no, hacer un estudio socio-económico a los pensionados para ver en realidad la necesidad de cada uno, hay muchos que viven con sus familias, pero igualmente hay que ayudarlos, para hacer menos pesada la carga para sus parientes y así ellos también sientan que no son una carga para ellos, pero los que no tienen familia, ni casa propia, cómo harían para sobrevivir con tan ínfima pensión.

Recientemente, me entere por la prensa que casi mil doscientos cincuenta abuelos están a punto de perder su sede ubicada en San Martín en Caracas, los pensionados han disfrutado de ella desde 1.995 y debido a que un grupo de vecinos de la comunidad dicen que ese espacio les pertenece han tenido muchos problemas. Dicha casa la recibieron los pensionados en calidad de comodato para sus reuniones y actividades recreativas hace 14 años y hace 4 años un grupo de vecinos del sector violentaron las instalaciones y en mas de una oportunidad han maltratado a los abuelitos y robado sus pertenencias, sin importarles, que primero que nada son personas mayores y merecen todo el respeto y consideración y segundo que el lugar les pertenece. Esto es una pequeña muestra del atropello a los que son objeto nuestra gente mayor. Pensemos por un momento que todos pasaremos por allí y vamos a querer y exigir respeto y consideración.

Dulce María Tosta.   8.576.298
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
14 de julio 2009
El Periodiquito

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar