…Y los venezolanos continuamos pasando penas a la hora de transitar por la Autopista Regional del Centro.

Me pregunto; Será que los Ministros, en especial el de Infraestructura, Diputados de la Asamblea, miembros de las Asambleas Legislativas de los diferentes estados, los del Gabinete de Gobierno y hasta el propio Presidente de la República, o quizás algún familiar de ellos, ¿No transitan por la Autopista Regional del Centro? Tampoco, ¿Leen la prensa, dónde reseñan los accidentes que a diario ocurren en las autopistas y carreteras de Venezuela?

Porque, la verdad, no entiendo como ha empeorado la situación en ellas y nadie ha hecho nada por mejorarlas, ya a los huecos hay que decirles cráteres y un día de estos que no nos sorprenda que salga por ellos humo y lava como los volcanes.

Como les mencione en mi primera entrega, la Autopista Regional del Centro es la más importante artería vial con la que contamos y ya hasta parece cualquier avenida o calle de nuestro País, ésta es opinión emitida por algunos lectores.

Una pariente me contó de las calamidades que pasan los que van a Valencia cuando para entrar al túnel para pasar al Viaducto de La Cabrera o mejor llamado HUECODUCTO se forman tremendas colas porque se van reduciendo los canales que vienen desde la autopista quedando en solo 2 para acceder al túnel, que por cierto no tiene alumbrado suficiente y le falta mantenimiento; también me contó de los accidentes que ocurren a diario por la vía donde se encuentra la Pasarela de San Joaquín de Carabobo, debido a que hay gente que lanzan desde arriba piedras y objetos contundentes a los carros que por allí pasan.

El congestionamiento en la autopista ha empeorado, en el último mes he tenido que viajar a Caracas varias veces y puedo decir que solo una vez fui y vine con tranquilidad y me imagino que seria por el día y las horas que me toco hacerlo, pero el resto de las veces ha sido un verdadero infierno. La última vez que fui, primero me encontré con una Gandola que cargaba concreto volteada en la isla a la altura de La Victoria, allí permanecimos estacionados por largo tiempo, yo que estaba casi al final de la cola estuve una hora, la pobre gente que estaba al principio de la misma estuvieron mas horas esperando para continuar su viaje. Me encontré que allí ya estaban los vendedores ambulantes. Mas adelante había otra cola, específicamente a la altura de el Túnel de los Ocumitos, allí avanzaba lento, pero otra hora mas perdida y para culminar la tradicional cola para entrar a Caracas, que por cierto ya no hay peaje, pero igual colapsa de entrada y de salida, en total mas de 3 horas para llegar a Caracas, saliendo a las 10 de la mañana de Turmero, sin contar el tiempo que me gaste en llagar a mi destino entre 2:00 y 2:30 de la tarde. A Dios gracias hay algunas emisoras que informan la situación en las autopistas y carreteras, en ella informaron que la cola en La Victoria era de casi 8 Kilómetros de carro, aunque ya estábamos rodando desde hacia rato y ellos aún informaban lo mismo.

El problema para los que transitamos por allí es que no hay muchas alternativas y por eso es el colapso cuando sucede algún accidente. Por cierto ese día me conseguí en mi viaje de ida y venida con 4 accidentes. El crecimiento del parque automotor en Venezuela ha sido enorme, ahora escuche que traerían más vehículos, cuando lo que deben es ocuparse de construir y ampliar autopistas, carreteras y avenidas.

Llegará el momento en que cuando salgamos a la calle se hará una sola cola donde nadie avanzará. Espero que antes de que llegue ese día el Gobierno o a los que les competan escuchen el clamor de los que por allí transitamos a diario. Ministro oído al tambor.

Escrito por: Dulce María Tosta.   
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
30/05/2009

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/090530/cronica-infernal

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar