Esta afirmación bien concebida, da pie para pensar en la gran problemática que padece nuestro país; tanto en el ámbito de la educación como en las entidades públicas y privadas. Por todas partes nos encontramos con escollos difíciles de superar, en el caso de la educación por ejemplo, se critica y censura a los colegios privados donde brindan al educando una educación apropiada, formando verdaderos intelectuales capacitados para emprender la tortuosa vida del profesional; esta educación es muy costosa y por ende, los gobiernos actuales de turno están tratando de eliminar los colegios privados, religiosos o no, para comprometer el futuro de nuestros hijos a seguir sus estudios en colegios públicos, a sabiendas que esto es una aberración porque se pueden contar con los dedos, los colegios idóneos para formar la capacidad de los estudiantes, quienes al no encontrar el apoyo necesario para su desenvolvimiento, se ven obligados a permanecer apresados dentro de la ignorancia, la cual es sumamente costosa, habida cuenta de las consecuencias que la misma arrastra. Sabido es que la educación en Venezuela (como en otros países) debería ser gratuita o subsidiada por el gobierno, para que la misma sea libre, no sujeta a descalabros económicos pero con la desidia y la mala intención gubernamental, esto será poco menos que imposible, tomando en cuenta que no estamos preparados para seguir con ese predicado de subsidiar lo nuestro, cuando nos empeñamos en ayudar, comprender y regalar nuestros bienes perecederos e imperecederos a otras latitudes, mientras que a los nativos de este bello país, se les quiere impedir que cursen sus actividades estudiantiles, en los institutos de su preferencia, queriendo y obligando a los centros educativos privados a cerrarlos, para que luego, la ignorancia a la cual será sometido el pueblo, únicamente sea para beneplácito de los mandamás, y así la ignorancia será mucho más costosa que la educación… En otro orden de ideas pero haciendo hincapié en nuestro titulo, la ignorancia del gobernante es tan costosa, que nuestros enfermos han de ser transportados en motos a los poquísimos centros asistenciales que quedan, sin insumos ni médicos, (que no son exactamente los barrio adentro, porque éstos carecen de lo más necesario para recibir a los enfermos, además de la deserción de los propios “médicos” cubanos, impuestos a juro y a dedo por este gobierno sencillito) porque los medios de transporte para esa actividad no existen en el país pero Bolivia recibió de regalo 150 ambulancias perfectamente dotadas con los más modernos instrumentos… Siguiendo con la ignorancia tan costosa del gobernante de este país, vemos con tristeza, como el campo venezolano carece de los mas elementales instrumentos de labranza, para realizar obras de siembra y recolección de productos necesarios para la vida humana, sobre todo por falta de equipos, pero el depuesto presidente de Honduras, se paseaba orgulloso, a la cabeza de una caravana de 100 tractores adornados con inmensos lazos rojos, regalados por el gobernante venezolano, siendo paradójica la situación imperante en nuestro país, pero haciendo valer el refrán aquel que dice “Claridad para la calle y Oscuridad para la casa”. La ignorancia es tan costosa para los pueblos, que nadie ha objetado los extraordinarios regalos que se le han obsequiado a otros gobernantes como por ejemplo a Cuba, que se perdió la cuenta de las donaciones a Fidel, a Cristina, a Ortega, a Correa y a otros pero muy especialmente al indiecito Evo, entre otras minucias se cuenta por millardos las cantidades obsequiadas, por ejemplo: el asfalto para cubrir las carreteras de Bolivia: los helicópteros Puma, donde han perdido la vida valiosos hijos de esta Patria, sin que le duelan a nadie; otros regalitos: 11 aviones de guerra, 1 estadio de futbol, 140 carros para los cocaleros, 2 máquinas orugas, 18 camiones de carga, 1 planta de asfalto, 2 plantas procesadoras de maíz, 1 carretera nueva, 2 plantas de inyección de plástico, 1 estructura petrolera, 1 planta termoeléctrica, 1 lote de patrullas policiales, 1 lote de motos policiales, 1 dique hidroeléctrico, 4 maquinas compactadoras, donación a las fuerzas armadas, mejoras de la infraestructura y reforestación de las áreas verdes, cédulas gratis para los bolivianos, donación a las alcaldías y barrios pobres (según Versión Final) y muchos regalitos que no sabemos aún, más el dinero contante y sonante directo de uno al otro y que sobrepasan las sumas estratosféricas y mi pregunta obligada: ¿Cuántas acciones parecidas han beneficiado a nuestro país? He aquí el por qué del titulo de este texto: LA IGNORANCIA ES MUY COSTOSA. Todo esto sin mencionar los donativos, entregados alegremente a su combo de aduladores y pedigüeños de otros países con los que se suele reunir, porque son caimanes de un mismo pozo, y el intelecto tan escaso que no le da para comprender que lo están siguiendo en sus atrocidades por conveniencia y para hacer creer que las tiene todas consigo… Craso error! En el día de hoy, vemos con tristeza, el desparpajo de algunas personas, asalariadas y arrodilladas a la voz del amo, como invitan y aúpan a niños de preescolar para que hagan uso de melodías de alabanzas al Libertador, cambiando su tema en aberrante descomposición del mismo, obligándolos a entonarlas y además a gritar coros injustos, para enfermar las mentes de esos niños, que aún no saben determinar cual es el bien y cual es el mal, cómo es posible que un educador se pueda prestar a semejante bajeza? Cómo es posible que se pueda permitir que un don nadie sin educación obligue a estos niños a gritar estos coros? Cómo es posible que dos desnaturalizados quieran transformar la educación de estos niños en continuación de las cosas insólitas que ocurren en este país? Uno, de manera descarada e iracundo, a punto de paroxismo, tratando de inculcar ideas que a conciencia sabe que son malsanas, -pero que para eso le pagan-, la otra preconizando que con este tipo de compraconciencas , se están fomentando el relevo de la juventud actual por la creación de nuevos chavez… Estos dos personajes no tienen hijos, familia de ningún tipo? No fueron nunca a la escuela? No tuvieron oportunidades de estudiar sin cortapisas, sin que nadie les obligara a seguir doctrinas equivocadas? Para nadie es un secreto que cada ser tiene una formación específica, una vez que se ha desarrollado su intelecto y pueda discernir lo que ha de hacer y ser en el futuro pero, ¿debemos permitir que estos desalmados le siembren maldad a nuestros niños desde tan pequeña edad? Yo creo que no, creo y espero que entre todos podamos darle una mano a nuestra Venezuela, para salvarla de tanta ignominia…
 
DIOS BENDICE A VENEZUELA Y RECUERDEN QUE LA EDUCACION ES COSTOSA PERO MAS COSTOSA ES LA IGNORANCIA
 
Escrito por:  Yayita Rainiero Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
En algún lugar del mundo, 11 de agosto del 2009
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar