Los ladrones de celulares -también asesinos, en muchos casos- cuentan con todas las ventajas. Para hacer frente a esto se está movilizando una iniciativa para crear el Registro Nacional de Celulares Obligatorio qe acabe con el mercado negro de móviles.

Pa que se acabe la vaina

Carlos Asuaje Sequera, editor del Portal web www.aduanas.com.ve, así como del Boletín Aduanero, se ha montado en una campaña para acabar con el robo de celulares y la violencia consiguiente.

Cuando su hija, ahora de 22 años, fue atracada por enésima vez para arrebatarle su teléfono móvil, Asuaje consideró llegado el momento de entrompar por su cuenta un flagelo del que las autoridades no se dan por enteradas.

La propuesta de Asuaje apunta a crear el Registro Nacional de Celulares Obligatorio. Cuando alguien es despojado del celular, se dirige a la operadora y lo reporta por robo. Pero ese equipo solo queda reportado por robo para esa operadora, si el equipo lo liberan (es decir, le abren las bandas), queda disponible para las otras compañías telefónicas. Es posible registrarlo y este quedar completamente legal con otras operadoras.

-La concesión de líneas para celulares robados –dice Asuaje- es parte del crimen. Es posible acabar con el mercado negro de celulares. Lo primero es suprimir la motivación económica que los impulsa, echando abajo el mercado ilícito de estos bienes al inutilizarlos mediante la no concesión de líneas. Para ello es preciso su plena identificación mediante el código IMEI (del inglés International Mobile Equipment Identity, Identidad Internacional de Equipo Móvil), que es único para cada teléfono y que debe ser incluido en un registro nacional de equipos celulares. Cuando se reporte un robo, el aparato quedaría señalado en dicho registro y las operadoras sujetas a pena si lo habilitan.

Asuaje está buscando apoyos para lograr que el Estado venezolano establezca las normas jurídicas necesarias para que las operadoras no concedan líneas a equipos que hayan sido denunciados como robados. Así, el celular robado quedaría inutilizado y sin valor alguno.

Por cierto, ya en México, donde 70% de la población se comunica por celulares, se ha adelantado mucho con una iniciativa como la que propone Asuaje. En 2008, la Cámara de Diputados de México aprobó la creación del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, para contribuir al combate de los delitos de extorsión, amenazas, secuestro y de la delincuencia organizada.

Tal como registró la prensa mexicana, a propuesta de los diputados, cuando los usuarios se registren deberán dar su huella dactilar a tinta o electrónica, y los datos de identidad y de llamadas se almacenarán un año. Todos los usuarios celulares deben inscribirse en las compañías que dan el servicio y registrar el equipo y su chip , bajo la advertencia de que en caso de incumplimiento de este mandato, la comunicación les será suspendida sin derecho a reactivación.

Todo esto tiene su origen en el hecho de que los celulares han sido utilizados por el crimen organizado en México para extorsionar y efectuar secuestros, por lo que incluso el robo de dichos aparatos ha cobrado auge, así como de tarjetas de “tiempo-aire”.

Al conocer la iniciativa de Asuaje, el diputado Ricardo Sánchez se sumó a la causa. Y agregó información muy valiosa. Según dice Sánchez, en los últimos tres años el robo de celulares en Venezuela asciende a la dramática cifra de 2.500.000 de unidades, la mayoría SmartPhones. Solo en la Gran Caracas se roban diariamente alrededor de 50 teléfonos celulares (Nokia Serie N y E, Chocolate Goldstar, Android Motorola, iPhone y Blackberry). En últimos 3años, solo en la Gran Caracas han fallecido 10 personas por homicidio como accesorio al robo de celulares.

-El negocio de robo de celulares en Venezuela –sigue Ricardo Sánchez- moviliza aproximadamente cuatrocientos millones de dólares americanos ($400.000.000) al año. En Venezuela, solo hasta el año 2009 el parque de telefonía móvil ascendía a 27.501.000 Unidades; y, de ellos, más de 5.000.000 eran de última generación.

Sin embargo, los cuerpos policiales no procesan las denuncias de Robo de Celulares ni siquiera cuando son smartphones. Solo sellan una planilla de reporte para tramitar el seguro ante la operadora. Por eso no hay cifra oficial por parte de las policías sobre el robo de celulares.

El punto, siguiendo a Sánchez, es que “los celulares robados pueden ser usados con otra operadora a partir del “desbloqueo” y compra de tarjeta SIM. Hasta ahora solo Movistar y Movilnet han llegado a convenio con RIM (BlackBerry) para bloqueo del código IMEI, que inutiliza el equipo. Pero el detalle es que el Convenio Movistar apenas aplica desde finales 2010 y en Movilnet desde finales de enero y aun no es operativo. En últimos tres años, Movistar ha reportado a RIM 53 mil equipos y a finales de 2010 solo 8 mil habían sido bloqueados.

Frente a ese cuadro, el diputado Sánchez suscribe la necesidad de crear un Registro Nacional Usuarios Telefonía Móvil “para evitar el tráfico impune de equipos robados”.

En fin, dicho así, y sin considerar más aspectos que la seguridad ciudadana, este registro es urgente.

Escrito por: Milagros Socorro   Twitter: @MilagrosSocorro

Fuente: http://www.codigovenezuela.com/2011/04/editoriales/editorial/pa-que-se-acabe-la-vaina

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar