Tengo 2 noticias, una mala y una buena. ¿Cuál quiere que le diga primero? Primero le diré la buena: faltan apenas 48 días para el mundial de fútbol. Y ahora la mala: el Gobierno aprovechará el mundial de fútbol para pulir sus tácticas de radicalización comunista. Es decir, aprovechará los días de entretenimiento de la población para planificar su política regresiva. Después, como siempre, anunciará las malas noticias. Es algo similar a la trova argentina Silencio, tango de Carlos Gardel, que dice: "silencio en la noche/ ya todo está en calma/ el músculo duerme/ la ambición trabaja". Y si no es así, ¿porqué cree usted que este Gobierno fue tan generoso en prolongar los feriados de carnaval y de Semana Santa, a pesar de ocasionar tremendas pérdidas económicas en el sector productivo de este país, donde la masa no está pa´ bollos? Respuesta: porque, el Gobierno sabe que la población narcotizada con ocio y diversión acepta cualquier matracazo comunista y, de paso, detiene su caída libre por desgaste, por mentiroso, por represivo, por corrupto y por pésimo administrador. Y lo ha practicado varias veces. Recuerde la noche del viernes 8 de enero con la mala noticia de la devaluación del bolívar fuerte. Ese golpe bajo a la economía fue planificado en diciembre cuando los venezolanos disfrutaban de las hallacas y del pan de jamón. Y ese fue el regalo de año nuevo del Gobierno para la gente que regresaba con los efectos del relax de navidad. Resultado: impacto incontrolable de la inflación. Y recuerde otro: el sábado 20 de febrero, en los días de relax de carnaval, el Gobierno promulgó la Ley Orgánica del Consejo Federal. El objetivo: controlar todas las gobernaciones y municipios con un "órgano rector de planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del poder nacional, "presidido por el vicepresidente". Resultado: promulgación del control político absoluto del país para el Presidente. Pero el último fue de tronío: el martes 6 de abril, día de relax por santidad o por la playa en Semana Santa, el Gobierno remató con partida doble: compró armas a Rusia por un estimado de 5 mil millones de dólares e incrementó en 20% el precio de la leche en polvo, 34,5% la pasteurizada, 19.5 % del queso blanco y el 20% al queso amarillo. Y con doble resultado: incremento del armamentismo en América Latina y aumento de la inflación y del hambre en el pueblo venezolano. O sea, para que usted vea: el Gobierno aprovecha la anestesia del relax inducida por el ocio y el entretenimiento para aplicar sus inyecciones dolorosas de comunismo.
Por eso, mientras muchos venezolanos estarán gritando y haciendo la ola con las manos en cada juego del mundial de fútbol, este patético Gobierno estará preparando el postre. Lo más probable y en vista de la derrota inevitable que se le viene encima en las próximas elecciones de septiembre, el Gobierno afinará el ojo en la manipulación electoral para evitar su trágico final. Y la implantación del Parlamento Comunal es una posibilidad. De nosotros depende de que se salga con la suya porque, como dice mi pueblo: "camarón que se duerme se lo lleva la corriente".
 
Escrito por:  Francisco Rivero Valera
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar