Alberto Quirós Corradi
El Nacional / ND

19 Febrero, 2012

PÍLDORAS DE UN MISMO FRASCO

Debo confesar que los resultados electorales de las primarias me produjeron cuatro sorpresas.

1. Los más de tres millones de ciudadanos que acudieron a la cita. Por cierto que el porcentaje de asistentes hay que calcularlo no sobre el total de los inscritos en el RE (17,5 millones), sino sobre 8,75 millones, la mitad opositora. La otra mitad chavista no tenía por qué asistir a las primarias.

Visto así, el número de asistentes es de aproximadamente 35%. Un verdadero aluvión para unas primarias. De manera que: o dentro de la oposición votaron muchos más de lo que se espera en este tipo de eventos o también votó un número importante de los que creíamos chavistas y ya no lo son. Cualquier explicación para los 3 millones de electores favorece a la oposición.

2. La enorme ventaja de Capriles sobre Pérez. Como el gobernador del Zulia logró lo suyo en su región, la única explicación, aparte del fenómeno electoral que resultó ser Capriles, es que el partido AD, que supuestamente tenía la maquinaria para “vender” a Pérez en el resto del país, no se esforzó en hacer esta tarea porque su maquinaria estaba ocupada colocando 64 candidatos a alcaldes. Esta derrota de Pérez abre más interrogantes sobre el peso que tiene este partido y menos sobre la popularidad de quien, como todavía es joven, para una próxima ocasión deberá escoger aliados más efectivos y comprometidos.

3. La derrota de Gerardo Blyde en Baruta. Desde hace pocos meses he vivido en ese municipio, pero por lo que he visto y oído, Blyde hizo una gestión exitosa contra el telón de fondo de graves dificultades por las lluvias, los derrumbes y los damnificados. Resolvió todos estos problemas a punta de esfuerzo, sin contar con recursos suficientes ni ayuda del Gobierno central.

Las elecciones para alcaldes no serán hasta 2013. Sé que Blyde no se frustrará por este resultado y continuará su gestión con el mismo entusiasmo y eficiencia que ha demostrado hasta ahora.

4. Los pocos votos que obtuvo María Corina Machado.

La diputada independiente le demostró al país, más allá de toda duda, su inteligencia, valentía y la calidad de sus propuestas, amén de una habilidad para presentar sus ideas que llamó la atención de los ciudadanos. Uno no puede explicar ese resultado, sino por la costumbre nacional de votar, no por el que se considera mejor, sino por el que se piensa que va a ganar (la supuesta economía del voto). En este caso es lamentable que se continuara con esta tradición, ya que todos estábamos dispuestos a apoyar a quien ganara. Estas primarias nos daban la oportunidad dorada de votar de acuerdo con nuestro criterio y la mayoría no lo hizo. Capriles y Pérez deben saber que en su caudal de votos hay muchos que les pertenecen a Diego, Medina y María Corina, quien a estas alturas ya debe haber aprendido que en nuestro país es más importante aparecer bien en las encuestas que derrochar talento. Algo verdaderamente desconsolador.

Dicho lo anterior y recuperado de las “sorpresas”, que no lo son tanto, dado que una vez explicadas dejan de ser sorpresas, me monto como pasajero activo en el autobús de Henrique Capriles con la convicción de que todos vamos a luchar y lograr el mayor objetivo: derrotar a Chávez en octubre. Henrique ha demostrado repetidamente que es honesto, buen administrador y que no pierde elecciones. El esfuerzo que todos tenemos que hacer ahora es trabajar para mantener su invicto.

Los vientos que impulsaron a las primarias nos llevarán a las playas de un nuevo país.

http://quiroscorradi.blogspot.com/

Fuente: http://www.noticierodigital.com/2012/02/%c2%bfsorpresa/#more-78210

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar