El fin del mundo está cerca, según la profecía de los mayas. Sería el sábado 22 de diciembre del 2012.

Según Michel de N tre-Dame o Nostradamus, el mundo debió desaparecer en septiembre de 1999. Y no pasó nada.

Y según mi abuela el mundo se acaba para el que se va muriendo.

Esto quiere decir que, en este mundo de las profecías, unas se cumplen y otras no. Y eso depende del profeta.

Las profecías de los mayas y de Nostradamus, sin embargo, no resultan tan increíbles cuando se relacionan con la vida política de nuestro país. Verbigracia:

-El pasado septiembre del 1999 de Michel de N tre-Dame, comenzó el fin del mundo en Venezuela, con la instalación, nada menos que del gobierno chavista- castrista-socialista y comunista que ha acabado con todo, como Atila, rey de los Hunos.


-El 22 de diciembre del 2012 de los mayas, se cumplirán 2 meses y medio de la derrota electoral del chavismo. O sea, el fin del mundo chavista.

Y para que usted vea cómo son las cosas, nuestro país también tiene su profeta: el presidente Chávez. Pero, es uno de esos que no pega ni una, a pesar de sus plegarias de alto nivel religioso. Y que conste que su religión, un poco complicada, se puede conceptuar como sincretismo religioso, mezcla de Cristianismo, santería y espiritismo. Es algo así como las 7 potencias africanas.

Las profecías de Chávez son históricas, porque no se cumplen, y abundantes; pero se pueden resumir en 2 tipos: las viejas y las nuevas.

Las profecías viejas tienen 10 años, desde su campaña electoral en 1998 hasta el 2008. Recordemos algunas:

-Lograría la transformación del sistema político del país para tener una Democracia verdadera. 1998.

-La solución del 50 por ciento del problema de la vivienda, en 5 años. 1998.

-Disminución de la carga burocrática del Estado. 1998.

-Construcción de la universidad más grande de Latinoamérica en el Palacio de Miraflores. 2002.

-Autogestión alimentaria con gallineros verticales y plan de siembra urbana a través de microhuertos organopónicos e hidropónicos. 2002.

-Autoabastecimiento de azúcar con la construcción del mayor central azucarero del país. 2003.

-Saneamiento total del río Guaire, hasta para bañarse con Daniel Ortega y Jacqueline Farías. Con sancocho. 2005.

-Excelente gobierno, como nuevo paradigma. 2008.

-Reactivación poderosa de la economía. 2008.

-Lograría una Venezuela mejor y más segura, con viviendas dignas y mayor seguridad. 2008.

Y demás.

Las profecías nuevas de Chávez, por su parte, no son tan nuevas. Resultan del simple reciclaje de las viejas, con el propósito de eternizarse en el poder.

Y serán realidad en el 2014, con la misma cantaleta: solución del problema de la vivienda y de la electricidad, reactivación de la economía, autoabastecimiento agroalimentario, control de la inseguridad, pleno empleo, profundización de la robolución, absoluta curación de su enfermedad y demás.

Pero, la profecía más reciente de Chávez habla de otra cosa: su triunfo en las elecciones del 7 de octubre. Que depende de 3 circunstancias:

-Que el pueblo venezolano acepte continuar con la profundización de su régimen mitómano, destructor del país y traidor de la patria, probado durante 14 años.

-Curación hasta de la última célula de su enfermedad neoplásica maligna y, en consecuencia, poder vivir eternamente, como el retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde.

-Y de pegar una profecía, aunque sea la última.

O sea, como dice mi pueblo: yo te aviso chirulí.

Escrito por: Francisco Rivero Valera | EL UNIVERSAL
viernes 25 de mayo de 2012 03:25 PM
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@friverovalera

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar