En un descarado despliegue de manipulación goebbeliana de la peor ralea, Últimas Noticias publicó en el día de ayer una portada que permite anticipar el derrotero que el régimen pretende darle a estas próximas elecciones. Convoca para ello a tres personajes de la picaresca dictatorial: Oscar Schemel, José Vicente Rangel y Luisa Ortega Díaz. 

Atropellando todas las encuestas, unánimes en reflejar la indignación nacional causada entre chavistas y antichavistas por colas, infernal desabastecimiento, brutal inflación, escandalosa devaluación de nuestra moneda, arrasadora pérdida del poder adquisitivo de los sectores asalariados y una inseguridad rampante – y pido excusas por tanta adjetivación, pero es que las palabras no bastan para expresar lo inexpresable – , encuestas las más variadas que constatan que Maduro se encuentra en el momento más bajo de su mandato – 82,5% de los encuestados repudian su gestión y más de 60% quisiera que se fuera cuanto antes– Últimas Noticias afirma con un gigantesco titular que según la empresa del sujeto de marras, Hinterlaces, 59% de los venezolanos respaldan a Maduro. 

Es la cifra mágica de la Cábala con que los ingenieros cubanos, expertos en manipulación de masas, han venido reiterando desde el Referéndum Revocatorio de trágica recordación la violación sin vaselina de todos los procesos electorales, décimas más décimas menos: 60/40. Estúdiense todas las encuestas de Schemel y congéneres – tampoco es que Luis Vicente León no apostara también a la misma cifra cabalística – y se verá que constituyen el reblandecimiento y preparación de la (in)consciencia colectiva para permitir el chantaje, el secuestro y el asesinato de todos los magníficos y soberbios esfuerzos opositores – tanto desde la Coordinadora Democrática como desde la MUD – para enfrentarlos. Augurios de la familia Schemel confirmados matemática y sistemáticamente en todos ellos, con la excepción de dos o tres procesos en que la trampa se hizo imposible por razones también dignas de estudio. 

 

Para darle coherencia al despropósito, la portada de marras no podía menos que adelantarse al asombro que provocaría el burdo infundio, publicando la opinión del opinólogo mayor del régimen: corre José Vicente Rangel a anticipar que – dado que esas cifras no se las cree ni Cilia Flores –, la oposición “no reconocerá los resultados”. ¡Eureka! El brujo de la comarca ya sabe que cuando Tibisay Lucena afirme que los candidatos del PSUV sumaron 59% y los de la oposición apenas 41%, ésta brincará indignada a cantar fraude. 

Para completar el cuadro que preparan, y perfectamente conscientes de que la inmensa mayoría de los ex presidentes iberoamericanos podrían armar un zafarrancho ante tamaña burla a la comunidad internacional, doña Luisa Ortega Díaz se pone el parche antes de la herida: “Hay una campaña internacional contra las instituciones públicas”. Digamos: que cuando los principales medios internacionales, HRW y algunos parlamentos del mundo enciendan las alarmas ante la nueva y reiterada tropelía electoral del régimen, la fiscal podría decir: “¡Ya lo dije yo! ¡Había una campaña internacional!” 

Nada de lo hasta aquí afirmado es falso. Últimas Noticias existe, su portada existe, las declaraciones existen. Si lo destacamos es por el fétido olor que despiden. La intención no es desacreditar el esfuerzo opositor. Al contrario: sólo una masiva participación mostrará las tripas del monstruo y desenmascarará el cadáver corrupto de la satrapía. ¡A tenerlo en cuenta!

 

Escrito por: Antonio Sánchez Garcia
@sangarccs

Fuente: http://linkis.com/www.el-nacional.com/AkrGi

 

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar