abril 27, 2016 1:14 pm .

 

thumbnailCarlosFlores

Le perdí el respeto a Henrique Capriles cuando lo entrevisté el año pasado -durante más de una hora, para Newsweek Venezuela- y no se atrevió a responder la que tal vez fue mi pregunta más sencilla: ¿Fue Hugo Chávez un dictador? Intenté preguntarle en cinco oportunidades y Capriles se negó a responder; se iba por las ramas, trataba de argumentar… en fin, no se atrevió. Lo interpreté como un acto de cobardía. Alguien, de su calibre, que no se atreve a responder esa pregunta no solo no debe ser presidente de Venezuela, es que ni siquiera le confiaría las llaves de mi carro. Dicho esto, no me extraña lo ocurrido ayer martes 26 de abril.

Ayer hubo un quiebre y colapsaron los pocos bloques de coherencia que aún formaban una pequeña plataforma de ideas políticas en este país. Ayer sentí indignación y rabia ante la sobredosis de “no me importa Venezuela” que presenciamos todos (algunos quieren verlo, otros son tan eunucos mentales como los que siguen acompañando al chavismo y prefieren “dejarse llevar y firmar”). Porque si bien es normal que los criminales que gobiernan hagan de las suyas, faltaba que la “oposición” también contribuyese con estos bandidos. Y, ciertamente, lo hicieron… y de qué manera.

La amenaza de Primero Justicia era: marcharemos al CNE a exigir las fulanas planillas. Pero, señores de PJ, creo que no entendieron (¿o acaso si?) que no era una negociación, o al menos así no lo percibía la gente (¿qué gente?, ¡YO!). No era marchar por planillas sino porque ése es un derecho de la ciudadanía y ese derecho se lo estaban exigiendo a ustedes… además, con o sin ustedes, hace rato la protesta arrancó; hay candela en las calles, saqueos y calles cerradas. Lo que pasa es que ya Globovisión no lo transmite (¿imaginan si fuera como antes?). Pero ustedes deberían saberlo. Y deberían saber que si no se presiona con la fuerza ciudadana pateando las calles y enfrentándolos, estos parásitos seguirán ahí.

Entonces ocurrió lo inesperado… como el CNE entregó las planillas, entonces PJ se olvidó de la marcha… De donde yo vengo a eso le llaman negocio, trato… chanchullo: Si yo te doy esto, entonces toma aquello como vil recompensa, en este caso: no terminar de despertar al necesario monstruo que es una calle caliente, no ponerle un target, un objetivo a la impotencia nacional que desea que un liderazgo serio, que respete al país, los encamine. Y el camino era: ¡ir a marchar al CNE! No por planillas sino para que sepan que con Venezuela no se juega. Que esto no es un trueque. Que el drama por la comida y las medicinas está muy arrecho. Es decir, no era pensar en qué gano como político sino: debo escuchar la voz desesperada de los millones de compatriotas que están contra el piso.

Entonces, ¿sí fue un juego?, ¿te asusto y no pasa nada? ¿Cuándo ha visto usted que un partido político obtiene una “victoria” (las planillas) y no sigue con la marcha planteada, al menos como señal de victoria? Eso huele raro. A mastodonte encerrado. Y, acto seguido, ¡bum!

Claro, sin marcha, con todo tranquilo, el gobierno lanzó esa bomba de la reducción de días hábiles (que en eso se traduce todo). Ahora, ¿lo habrían hecho con la marcha en la calle, con la calle activada? ¿Qué hubiera ocurrido?

Porque, aquí me perdonan por ser tan desconfiado pero… al analizar “the big picture”, parce un montaje descarado: primero te asusto, luego me das las planillas, luego te quito el susto, luego tú colocas tu otra pieza y todos tranquilos porque logramos lo queríamos: que nadie salga a marchar DIRECTAMENTE AL CNE (cualquier otro tipo de marcha sin objetivo, de una cuadra para acá o para allá ya sabemos que son simples actos placebo de la MUD); ahora hay más tiempo para seguir apaciguando al país mientras creen lo del revocatorio (para algo tanto día libre) y la oportunidad de que PJ arrase en las próximas elecciones de gobernadores al quedar como los que están haciendo “algo” para salir del régimen.

Debo mostrarme en total solidaridad con las palabras ofrecidas anoche por el dirigente Julio Jiménez Gédler (@JulioCoco) y los invito a verlo y compartir: https://www.youtube.com/watch?v=_WzxN8lNQzA

Y regreso al comienzo de este artículo. A Capriles le da miedo calentar la calle. Así que cuando habla de organizar marchas contra la falta de alimentos o lo que le pase por la cabeza, la traducción es: convocaremos a un paseíto de tres cuadras y listo. Pero, Henrique y diputados electos por paliza, ¿por qué no llaman a una marcha como debe ser hasta el TSJ? ¿No lo creen apropiado, considerando que el TSJ está dando muestras de total ilegitimidad? ¿O será mejor un sustico, decirles que van a marchar al TSJ y luego esperar un favorcito de alguno de los magistrados? ¿A eso hemos llegado, para eso fueron electos?

En todo caso, lo que yo me preguntaba es… ¿por qué tanto la Asamblea Nacional como los principales líderes de la oposición siguen empeñados en reconocer a este régimen como una entidad legal; se alegran porque el CNE le da unas planillas mientras todo se cae a pedazos?, disculpen pero ¿cómo carajo celebran eso? Les doy otra noticia: el resto del país hace rato desconoce la legitimidad de Maduro. Los invito a seguir el ejemplo del pueblo. Los invito a asumir el peso que tienen en este momento. De eso se trata este asunto, de liberar a Venezuela de una dictadura que acabó con TODO. Ahora, si ustedes quieren verlo como una simple elección… además de cobardes, son cómplices… y eso no tiene perdón.

 

Escrito por: Carlos Flores
@CarlosFloresx

Fuente: http://www.lapatilla.com/site/2016/04/27/el-pacto-de-la-planilla-por-carlosfloresx/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar