thumbnailLuisJoseSemprumPronto se cumplen ocho meses desde el 6D, aquel glorioso día cuando el pueblo venezolano votó masivamente contra el castro-comunismo, respaldado por el sector institucional de las Fuerzas Armadas, que obligó al Gobierno a reconocer los resultados.

El mandato a la nueva Asamblea Nacional fue claro, inequívoco y contundente: salir de Maduro en el menor tiempo posible y seguidamente iniciar la reconstrucción del país. Pero la MUD no escuchó el clamor popular, porque desde el primer día permitió que el oficialismo doblegara a la AN.

Han pasado ocho meses durante los cuales el hambre y la miseria han golpeado duramente a los venezolanos. Millones de ciudadanos se acuestan a dormir con apenas dos comidas en el estómago. Miles de infantes y niños mueren por causa de la desnutrición o por falta de atención médica. Basta ver los rostros de quienes hacen largas colas frente a los supermercados para darse cuenta del sufrimiento de la gente.

Pero la MUD sigue sorda y ciega frente al mandato recibido el 6D. Continúa diciéndole al pueblo que, para poder alimentar a sus hijos, debe esperar a que se realice un referendo revocatorio, que quién sabe cuándo ocurrirá. La insensibilidad del liderazgo opositor ante el dolor de tantos compatriotas alcanza niveles de crueldad y hasta de sadismo.

Henry Ramos Allup pronuncia discursos extraordinarios, pero a la hora de actuar siempre recurre a una excusa para retroceder. “A veces hay que doblarse para no partirse”, dijo a los pocos días de haber asumido la presidencia de la AN. “No podemos destituir a Maduro porque no tenemos pruebas de que es colombiano”, declaró en una rueda de prensa desde los Estados Unidos. Pero mientras Ramos Allup busca pretextos, el pueblo sigue pasando hambre y Venezuela sigue destruyéndose.

Es obvio que la MUD no ha dado la talla. En estos momentos tan dramáticos para el futuro de nuestro país, hace falta otro liderazgo opositor. Uno que piense en el bienestar del pueblo y en salvar a Venezuela, y no en los intereses partidistas. Hacen falta grandes hombres y mujeres, comprometidos con nuestro país, y no enanos morales que solo buscan una gobernación o una silla en Miraflores.

Estos líderes existen, a lo largo y ancho de nuestro territorio, pero deben dar un paso al frente y dejar atrás a la MUD. Ya está bueno de seguir apoyando a perdedores, con la excusa de la supuesta unidad. Solo un propósito importa: salir de Maduro cuanto antes; lo demás es traición.

@LuisSemprumH
Ago 1, 2016 6:57 am

Fuente: http://www.lapatilla.com/site/2016/08/01/luis-jose-semprum-urge-un-nuevo-liderazgo-opositor/

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar