Un Buen Papá, lo que se llama un Buen Papá, es una combinación extraña de razón y sentimientos, es aquel que sabe orientar y exigir, pero al mismo tiempo Amar profundamente y es el que sabe decir NO cuando es lo justo y sabe decir SI cuando es lo mas conveniente.

Un Buen Papá debe cumplir con su deber correctamente y andar de puntillas en la noche cobijando a sus hijos del frío de la noche, tengan estos la edad que tengan.

Un Buen Papá es el que después de una dura jornada de trabajo, al llegar a su casa abraza a sus hijos y se vuelve un niño jugando can ellos.
 
 
Un Buen Papá es aquel hombre que genera vida, que acompaña y da seguridad a los suyos, ofreciendo una mano firme cuando así sea necesario.

Un Buen Papá es como un Higo que parece duro y espinoso por fuera, pero es puro y dulce en su interior.

Un Buen Papá es un Director de Orquesta, es el Constructor de un Nido, es el Maestro de la Escuela de la Vida de sus hijos.

Un Buen Papá es ante todo un Hombre con Corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza.

Un Buen Papá, pero un verdadero Papá, tiene mucho de Mamá, aunque tenga fortaleza de Varón Inalterable.

Un Buen Papá es un abrigo seguro para sus hijos, que ríen, lloran y sufren junto a ellos, además de tener la virtud de saber escucharlos y alentarlos en sus triunfos y derrotas en el transitar de sus Vidas.

A los Papás al igual que a las Mamás se les dedica un solo día en el año, pero al igual que las Mamás ellos dan todos los días para los suyos.


La vida de los hijos transcurre Felizmente a la sombra de un Buen Papá, como el Amigo y Confidente que refleja la Ternura, la Bondad y el Amor de Dios - Padre.
 
Fuente: Anónima
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar