Frente a la dictadura, la conquista de la Libertad

Las 7 tesis de Vente Venezuela

Conciudadanos,

Venezuela, nuestra nación, atraviesa hoy una coyuntura decisiva. La trágica situación está a la vista de todos, dentro y fuera del país. Con ella emerge, más fuerte, la conciencia cívica, certeza de un inminente nuevo comienzo. Hemos llegado a un momento de definiciones, que exigirá lo mejor de cada uno de nosotros en esta lucha común por la reconquista de la libertad.

El régimen, resuelto por todos los medios a conculcar la soberanía popular, desconoce y agrede a la Asamblea Nacional electa en la gran gesta ciudadana del pasado 6 de diciembre. Reprime, cada día con más descaro y crueldad, a todos los que se rebelan clamando sustento y libertad.

Hoy debemos derrotar la más perversa dictadura que nos haya oprimido y sentar los sólidos pilares de la nueva Venezuela. Sin embargo, en todos los ámbitos constatamos desasosiego y confusión.

Ante ello,

VENTE VENEZUELA, el partido de la libertad, considera necesario fijar posición respecto al momento histórico que enfrentamos, mediante las 7 tesis siguientes:

1. ESTAMOS EN DICTADURA

El régimen encabezado por Nicolás Maduro es una dictadura, y no hay solución posible a los problemas de la nación mientras estemos en ella. Por lo tanto, toda acción política coherente debe enfocarse hacia un cambio de régimen y hacia la recuperación de la libertad y la democracia. Ya nadie duda que este es un régimen dictatorial: ha violado masivamente nuestra constitución y leyes, así como la Carta Democrática Interamericana y demás acuerdos internacionales, al intentar imponer un pensamiento único y asfixiar la libertad de expresión, al detener y torturar a quien exige sus derechos y mantener decenas de presos políticos, al desconocer la Asamblea Nacional, al corromper y destruir nuestra Fuerza Armada Nacional, al establecer vínculos cómplices con redes de narcotráfico, grupos subversivos y crimen organizado internacional. La vocación totalitaria y el carácter militarista y mafioso del régimen se muestran sin recato.

2. LA CRISIS HUMANITARIA FUE PROVOCADA POR EL RÉGIMEN

Venezuela sufre hoy una gravísima crisis humanitaria y padece un colapso general de las instituciones del Estado, que hunden a nuestra sociedad en el caos y el hambre. Se impone la ética de la urgencia: los venezolanos no podemos esperar más. Esta situación ha sido provocada por el régimen con el propósito de doblegarnos y se manifiesta mediante la supresión del Estado de derecho y las libertades económicas. El régimen, preso de una ideología absurda e intereses criminales, no quiere, ni puede, adoptar las medidas indispensables e impostergables. Por lo tanto, debe irse ya.

3. ES NECESARIA UNA AMPLIA Y VIGOROSA UNIDAD

El acuerdo de las fuerzas políticas democráticas para afrontar unidos procesos electorales constituye tan solo una, entre muchas y necesarias expresiones, de lo que ha de ser la Unidad. En VENTE VENEZUELA consideramos que la Unidad que demanda la Nación ha de concretarse en la articulación de un indetenible movimiento nacional capaz de derrotar la dictadura. Se hace imprescindible ampliar las formas de lucha política y ciudadana por la libertad y los derechos inalienables de la gente, con la incorporación de todos los sectores de la sociedad venezolana: la lucidez de la Iglesia, la entereza de los trabajadores, la resistencia de nuestros jóvenes y la Universidad, el coraje de la mujer, y el sacrificio de millones de venezolanos que, dentro y fuera del
país, han persistido en la lucha, son indispensables para conformar esta Unidad nacional. Los ciudadanos militares tienen el deber constitucional de respetar y acompañar esta lucha. Los partidos políticos tenemos la responsabilidad de convocarla, encabezarla y encauzarla.

4. EL CAMBIO DE RÉGIMEN SE TIENE QUE DAR EN 2016

La Unidad no debe renunciar a ninguna de las vías constitucionales para propiciar el pronto y necesario cambio de régimen. VENTE VENEZUELA apoya toda iniciativa que, fundada en el ejercicio de la libertad y de los derechos de los ciudadanos, apunte a un pronto cambio político. Por ello, el referéndum revocatorio cuenta con todo nuestro respaldo siempre y cuando se realice en 2016. Pero alertamos, sobre la base de años de lucha, la pretensión manifiesta del régimen de obstaculizarlo con el fin de que se realice en 2017. Ello es llanamente un fraude a la voluntad ciudadana. Por lo tanto, la opción de promover la renuncia de Maduro, que desde un principio planteamos, está vigente y debe ser impulsada por la Unidad de forma simultánea al esfuerzo por el referéndum revocatorio. Claramente expresado: o el referéndum tiene lugar en 2016 o los venezolanos haremos que Maduro renuncie.

5. LOS DERECHOS NO SE NEGOCIAN

Ante las nuevas tentativas del régimen de convocar a un “diálogo” facilitado por ex presidentes extranjeros que le son afectos, es preciso recordar que recurren al “diálogo” cuando se sienten vulnerables. Dicho “diálogo” se plantea en los términos que postulan Nicolás Maduro y demás jerarcas del régimen a su entera conveniencia, y tiene el nítido propósito de reducir la presión internacional que acarrearía la eventual aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA). No es posible participar en ese proceso de “diálogo” mientras se desarrolle en tales circunstancias. Y por encima de todo: es preciso no perder de vista que los derechos no se negocian. Los venezolanos estamos en nuestro derecho de activar la salida constitucional de Maduro de la presidencia en 2016 y ya hemos procedido en consecuencia. Nadie puede adulterar esa voluntad a través de transacciones que desvirtúen nuestros derechos. El diálogo que requiere Venezuela es entre los demócratas decididos a reencontrarnos en un proyecto común de Nación, y las conversaciones y acuerdos con factores del régimen deben ser transparentes y con el claro propósito de facilitar la pronta y pacífica salida de Maduro del poder y una sostenible transición hacia la democracia.

6. GARANTICEMOS UN GOBIERNO DE UNIDAD Y RECONSTRUCCIÓN NACIONAL

La estabilidad de una Venezuela democrática dependerá de la capacidad del liderazgo político y social para establecer un gobierno de Unidad y Reconstrucción Nacional que nos incluya a todos. El reconocimiento mutuo, el ejercicio de la justicia, el perdón precedido por el reconocimiento de responsabilidades y la voluntad de vivir libres bajo reglas comúnmente aceptadas, son las bases sobre las cuales habrá de constituirse dicho gobierno. Lejos de infundir temor, este proceso representa la única vía para la recuperación de la confianza, la libertad y la democracia, y la garantía de que los derechos de todos los venezolanos serán respetados. VENTE VENEZUELA está comprometido con la búsqueda de un horizonte democrático de convivencia, construido entre todos los ciudadanos, que se funde sobre el Estado de derecho y en un modelo económico racional que auspicie el libre desarrollo de todos los venezolanos.

7. VENTE VENEZUELA LLAMA A LA LIBERTAD

Ante el desconocimiento de la soberanía popular, la manipulación absurda de la Constitución y de las leyes de la república, la represión descarnada y la negativa del régimen a permitir salidas constitucionales, la gente, en defensa de sus derechos, se está rebelando. Una rebelión por la libertad. Es imperativo organizar el gran movimiento nacional para restablecer el orden constitucional. Rebeldía ante la arbitrariedad, desobediencia ante la usurpación, y coraje ante la intimidación son el camino de retorno a nuestra casa: la democracia.

¡Por nuestra libertad! ¡Por nuestra democracia! ¡Por nuestra Venezuela!

Por VENTE VENEZUELA, el partido de la libertad,

María Corina Machado
Coordinadora Nacional

Fuente: https://www.periscope.tv/MariaCorinaYA/1jMKgnbrBpWxL

 

Volver

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar