Plebiscito // Dulce María Tosta

La MUD, que parece no tener propósito de enmienda, nos ha sorprendido recientemente con un llamado a plebiscito sin fundamentación ética ni política. Este llamado tiene el mismo estilo de las mega-marchas (entre las que destaca la del 1 ° de septiembre pasado) y las de otras actividades que desde su inicio se sabía que no llegarían a nada.

Los que hoy convocan a esta bufonada son los mismos que se opusieron a “La Salida”, vendiéndonos en su defecto un revocatorio que no tuvieron el valor de defender y que, en definitiva, insufló oxígeno al régimen y desesperanza a las masas populares.

En resumen, la MUD convoca al pueblo para preguntarle si está de acuerdo con el gobierno de Maduro o si desea salir de él. ¿Acaso esta pregunta no está respondida por los héroes que perdieron la vida en nuestras calles, por millares de heridos, humillados y apaleados que ya son lugar común en las redes sociales? ¿Acaso millones de emigrantes que convirtieron nuestros aeropuertos en lugares de llanto y despedida no satisfacen la recién nacida curiosidad de la MUD?

Desde tumbas gloriosas y honorables calabozos, esa pregunta ya fue contestada. Es ofensivo para Bassil, para Redman, para Pernalete y decenas de mártires más, preguntar lo obvio y, sobre todo, someter a consulta la procedencia de sus sacrificios.

La curiosidad MUDica debería estar más que satisfecha por la bravura de los venezolanos durante los últimos cien días, con sus ciento ocho inmortales, setecientos diecisiete heridos, quince mil lesionados, mil doscientos cuarenta y ocho presos y trescientos cuarenta y un civiles presentados ante tribunales militares, según diversas fuentes.

Cada día se hace más obvio que a la autotitulada «Unidad» le interesa cohabitar con la tiranía, con fines estrictamente electorales. Más pendientes de ponerle la mano al «coroto» que de libertar a Venezuela, ya hablan de gobierno de unidad nacional donde ellos son la unidad y el término «primarias» brilla por su ausencia.

Ladinamente, el combo AD, PJ, UNT y VP utilizan la desesperación popular para acrecentar su base política. Marchas sin destino, plantones sin objetivo y cacerolazos sin efectos no han logrado quebrantar la férrea voluntad del pueblo de ser libre; junto a esa determinación crece por instantes la desconfianza en el liderazgo político y el criterio de que solo el pueblo salva al pueblo, muy parecido al expresado en los carteloncitos de carretera «Solo Cristo salva».

Si acaso el propósito cierto es realizar una gran movilización nacional pletórica de eventos de calle, lo procedente hubiese sido llamar a firmar un documento dirigido a Maduro exigiéndole su renuncia, fundamentándose en el artículo 51 de la Constitución, que consagra el derecho de representar o dirigir peticiones ante cualquier autoridad y obtener oportuna y adecuada respuesta.

También hubiese resultado más honorable haber designado el evento del 16 como «Revocatorio Popular» o algo similar, pero organizarlo como plebiscito es tan disparatado como adelantar una encuesta para preguntarle a los niños si quieren helados o si les gustan los caramelos.

Pero lo verdaderamente preocupante de esta absurda convocatoria es que está dirigida a enfriar la recalentada opinión internacional en contra de la tiranía venezolana. No parece ser casual que cuando el Grupo de los 20 (que contiene al grupo de los siete (G7) países más poderosos del mundo) se pronuncia fuertemente sobre la situación de este País, la oposición resuelva indagar sobre lo que quiere el pueblo o, en otras palabras, se interese en aclarar dudas sobre el apoyo popular al madurismo, pues lo que se sabe no se pregunta. El resto lo hará la inmensa maquinaria propagandística del régimen.

Una vez más la MUD traiciona a quienes dice defender y abusa del desespero y de la ingenuidad política de los que le otorgarán su confianza el 16 de julio. El juicio de la historia que sobre ella pesará la colocará –a lo Dante– en los lugares más inclementes del infierno.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@DulceMTostaR

http://www.dulcemariatosta.com
09 de julio de 2017

Volver

Comentarios   

+1 #7 Dulce María Tosta 15-07-2017 20:11
Cito a Diego Rojas:
No estoy de acuerdo para nada con tu articulo, ya que es una opinión muy radical tuya personal, y creo que esta muy alejada de la realidad, mas que enfriar la presión internacional la consulta popular busca aumentarla y contarnos en números reales, no disminuirla, aunque comparto contigo la mala imagen de UNIDAD que sabemos que no existe, creo que este articulo en ves de ayudar impacta de manera negativa en todas las personas. Que propones tu para salir de esta dictadura?

Propongo, entre otras cosas decirle la verdad a la gente y no negociar su voluntad como si fuera una vulgar mercancía. Propongo firmeza y amor a Venezuela dejando a un lado egoístas ambiciones personales. Gracias por escribirme.
Citar
0 #6 Diego Rojas 15-07-2017 19:55
No estoy de acuerdo para nada con tu articulo, ya que es una opinión muy radical tuya personal, y creo que esta muy alejada de la realidad, mas que enfriar la presión internacional la consulta popular busca aumentarla y contarnos en números reales, no disminuirla, aunque comparto contigo la mala imagen de UNIDAD que sabemos que no existe, creo que este articulo en ves de ayudar impacta de manera negativa en todas las personas. Que propones tu para salir de esta dictadura?
Citar
+1 #5 Dulce María Tosta 13-07-2017 20:17
Cito a Julio Borges Osorio:
Y usted cree que si a Maduro le exigén su renuncia, fundamentándose en el artículo 51 de la Constitución, que consagra el derecho de representar o dirigir peticiones ante cualquier autoridad y obtener oportuna y adecuada respuesta, él se va?...así como así. Yo no creo,

Saludos.


Obviamente, no, pero lo criticable es que a esta convocatoria le hayan dado carácter de consulta, con lo cual se pone en duda la clara voluntad de los venezolanos de ser libres.
Una cosa es preguntar y otra afirmar; lo segundo hubiera sido mil veces preferible, bien con forma de manifiesto o de referendo revocatorio popular (que supla al que negaron inconstitucionalmente). Muchas gracias por escribirme. Un cordial saludo.
Citar
+2 #4 Julio Borges Osorio 13-07-2017 19:42
Y usted cree que si a Maduro le exigén su renuncia, fundamentándose en el artículo 51 de la Constitución, que consagra el derecho de representar o dirigir peticiones ante cualquier autoridad y obtener oportuna y adecuada respuesta, él se va?...así como así. Yo no creo,

Saludos.
Citar
+3 #3 Alfredo Milano 13-07-2017 09:46
Muy inteligentes tus opiniones y las comparto. En ésta estoy casi de acuerdo. El pueblo es demasiado noble y valiente, para una dirigencia tan torpe y cobarde, lamentablemente es la que hay. Tu eres junto a Azpurua, Petit DaCosta, Gustavo Coronel, y unos cuantos pocos más, los que advierten sobre las maniobras de tan nefastos personajes. La politica es maniobra, digo que esta vez hay que seguirles la corriente, e ir a la Consulta Popular. Luego hay que presionar duro a la ASAMBLEA para que nombren esa misma semana los nuevos TSJ y CNE. NO tienen más excusas. No acataremos más cobardías y complicidades. Espero que tu próximo artículo le pises duro los callos a los dichosos diputados.
Citar
+2 #2 Alberto 12-07-2017 00:21
Aqui hay algo que huele mal.

Y para sorpresa es justo, eso enfriar la opinión internacional.

Si ya sabemos que el plebiscito no esta en la estructura legal porque no entonces llamarlo referéndum para que cuaje mas en la ciudadanía, desde perez Jimenes no se hace un plesbicito y lo hizo para evitar salir del poder no para uso democrático.
Citar
+2 #1 Adriana Gavidia 11-07-2017 23:12
:lol: Hola Dulcita muy buena tu pagina veci
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar