Recientemente el estadio municipal "José Pérez Ramos" de Turmero arribó a sus 50 años, decirlo resulta expedito, pero realmente encierra muchos años de historia para todos aquellos que hemos disfrutado de sus instalaciones, niños, jóvenes, adultos y mujeres que han trabajado en su defensa y preservación, siendo la mayoría de ellos turmereños. Es por ello, que Julián Herrera, María De Abreu, Nurys, Yris y Fanny Ovalles; Dionisia Lezama, con el apoyo de Adela Meneses y junto a miembros de la directiva de la Fundación Estadium José Pérez Ramos, señores Perfecto Linares, Luis Tovar, Juan José Cortez y Aníbal Noguera, y mi persona, quienes venimos trabajando por la conservación y el mejoramiento de sus condiciones, debido a movimientos de tierra que se realizaron a principio de este año en parte de su terreno, con la intención de construir un centro comercial, decidimos no dejar pasar esta fecha tan especial por debajo de la mesa y organizamos un cronograma de actividades para celebrarlo, emprendiendo una ardua tarea en procura de los recursos necesarios para lo que deseábamos realizar.

Fue difícil, porque no contábamos con los medios económicos, ya que la fundación no posee recursos para ello.

Nuestro principal interés fue el de concientizar, aún más, a nuestra comunidad acerca del valor histórico y humanístico que tiene para Turmero su estadio y reconocer el trabajo desinteresado y animoso de todos aquellos hombres y mujeres que a partir del año 1953, se dedicaron al desarrollo deportivo, entre ellos, dirigentes, entrenadores, personalidades de la comunidad vinculadas al deporte y de los jugadores más destacados.

Comenzamos con la búsqueda de patrocinantes para elaborar un afiche alusivo a los actos, obteniendo el apoyo económico para cubrir algunos gastos, como la compra de materiales que usamos en la elaboración de reconocimientos y las carteleras para la exposición fotográfica. También enviamos correspondencias a las diferentes empresas de la zona, para solicitar su colaboración con algunos de los productos que elaboran.

El día 7 de julio, arrancamos con la realización de una misa en acción de gracias, entregamos una ofrenda que recolectamos entre los organizadores del evento y fuimos partícipes del emotivo acto en el cual el sacerdote nos dio la oportunidad de exponer una breve reseña histórica de nuestro estadio.

El día 1 de agosto, se llevó a cabo una caminata que partió desde El Óvalo, recorriendo las principales calles de Turmero y culminando en el campo deportivo homenajeado. Contamos con la presencia de niños, jóvenes y adultos ligados al deporte y con el apoyo de las autoridades de tránsito, policía municipal, regional, y Retur en nuestro recorrido. Compartimos con alegría junto a la Banda Show Santiago Mariño que liderizaba la marcha, en compañía de un nutrido grupo de personas que llevaba una pancarta relativa a la celebración, que decía "La victoria es el premio a la constancia"; regalamos caramelos y lanzamos algunos cohetes. A la llegada al estadio, obsequiamos refrigerio a los participantes de la caminata y a quienes ya se encontraban como espectadores de un juego de beisbol, categoría infantil, que se realizaba para celebrar el aniversario. Finalizado ese partido, organizamos una caimanera de softbol libre, donde participaron, además de jugadores activos, hombres y mujeres de la comunidad, de nuestro grupo jugaron Julián, Fanny y Nurys, el encuentro estuvo muy divertido.

Una de las actividades más emotivas del cronograma fue la serenata, que se celebró el 15 de agosto. Ese día se entregaron los reconocimientos y se llevó a cabo la exposición fotográfica; en medio de música y baile amenizado por niños, jóvenes y adultos, auténticos talentos turmereños y un exquisito sancocho que degustamos con inmenso agrado. En el ambiente reinaba gran alegría y paz, entre lágrimas de emoción, ya que todos manifestaban que nunca se había realizado un evento tan conmovedor en nuestro estadio. También fuimos testigos de reencuentros familiares y amistosos, hasta de reconciliación de vecinos, que por algún motivo insignificante no se hablaban, citamos el caso de los muy queridos y populares amigos Víctor Corrales y Quintino Buccella que no lo hacían desde hace 42 años.

Culminamos los actos conmemorativos el día 22 de agosto, con el rally por diferentes puntos históricos de Turmero, con el propósito de enaltecer nuestro gentilicio y cerrar con broche de oro tan memorable fecha.

 

DULCE MARÍA TOSTA |  EL UNIVERSAL
sábado 11 de septiembre de 2010  04:23 PM
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: http://www.eluniversal.com/opinion/100911/reencuentro-a-los-50

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar