{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

Tradición Musical de Nueva Esparta

La conforman piezas musicales, que poseen características comunes en cuanto a ritmo, Instrumentación, Origen étnico y Geográfico, discurso musical, Base estrófica gramatical, Fiesta o manifestaciones folklóricas a la que pertenece, Motivación, Contexto y Pretexto social.

Generalmente, las denominaciones que distinguen a cada género, se toma del uso de los propios cultores populares o se establecen por necesidad técnica de clasificación por parte de estudiosos de la música, el folklore, la historia y otras ramas de las ciencias sociales.

En algunas ocasiones, los nombres asignados no obedecen a una lógica semántica, etimológica o nemotécnica que las relacione con el fenómeno que representan. Muchos provienen de la fauna (Pajarillo, Gabán), flora local (merecure), otros sin necesariamente tener relación determinada, derivan de formas musicales del periodo preclásico y clásico europeo (Pavana, Pasacalle y Tono).

Corrio Margariteño, Mocho Hernández y Pedro Catino.

Son tres formas musicales que presentan similitud rítmica y armónica con joropos de otras regiones del país. Tienen melodía libre sobre ciclo armónico fijo.

En Nueva Esparta, se cultivan durante todo el año; Sus temas y motivaciones, son diversos. El Corrio margariteño, equivale al golpe de arpa de Sucre y al corrió llanero. Se compone con versos octosílabos encadenados. Es adecuado para el canto alegre.

El genero Mocho Hernández, es parecido a la periquera de la música llanera, se cantan en estrofas de cuatro versos octosílabos

El Pedro Catino, se canta con una secuencia tonal, similar al nuevo callao, en estrofas de cuatro versos endecasílabos. Es una variante de un género que se denomina sabana blanca, en el que esta frase es un recurso para completar las once sílabas.

GAITA MARGARITEÑA

El Quinteto Contrapunto grabó una pieza cuya letra dice:

La concha dice en el mar yo mantengo una riqueza, una prenda de belleza con su brillo natural

Al escuchar los primeros cuatro versos de esta décima, muchos podrían distinguir una gaita margariteña del resto de los géneros musicales de la Isla.

La Gaita, se cultiva en todos los estados orientales. Las letras exponen temas sociales, amorosos, políticos, históricos y humorísticos. Se canta en modo menor y posee una estructura armónica fija, parecida a la décima zuliana, con la que tiene similar instrumentación, pues se acompaña con cuatro, guitarra y bandolín. La gaita margariteña es cantada por un solista, sin coros y versificada en décima.

La gaita margariteña, ha dado origen a otras variantes como la gaita antillana y el guitón. Tanto la gaita margariteña como sus variantes, tienen melodía libre sobre ciclo armónico fijo.

Escrito por: Saady Alberto Mirabal B.

Fuente: http://www.facebook.com/notes/saady-alberto-mirabal-b/tradiciones-musicales-ii/168972063167364

Volver

Comentarios   

0 #1 marcelis zerpa 03-02-2017 12:00
graciias :lol: 8) ... Necesitaba con urgencia esta información.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar