Recientemente encontré entre mis papeles el ejemplar 102 de la revista Candelaria, publicada en Turmero en noviembre de 2005; en su Editorial leí la importancia que tiene para sus habitantes el hecho de que, en muy poco tiempo, se estarán celebrando cuatrocientos años de su fundación y, tristemente, tengo que aceptar que lo que allí manifestó el editor de sus carencias aún no han sido cubiertas, mas bien ahora se han acumulado algunas otras.

Allí se menciona la necesidad de culminar el hospital y la maternidad, también lo de los drenajes y obras para poner en funcionamiento el tan esperado y necesitado ferrocarril, que inicialmente fue ofrecido para el 2004, posteriormente para el 2006 y ya vamos por el 2009 y aún no se ve el humo de su chimenea.

Turmero, la tierra de los lairenes, llamada también por el poeta Luís Alberto Crespo La Versalles de América, de donde proviene la imaginación de Mario Abreu y la inspiración de Federico Villena, es la segunda población de Aragua más importante. Sus primeras viviendas se establecieron para el año de 1.590 en el camino que conducía de Caracas a Valencia, en las orillas de los ríos Turmero y Paya.

Volviendo al tema de las carencias, vale la pena mencionar el caso de los bomberos y la necesidad de que se les asignen vehículos y equipos suficientes para cubrir las necesidades de la población.

En este orden de ideas, también es urgente la necesidad que se culminen los trabajos de colocación de nuevas tuberías de agua negras, para solucionar el problema de las inundaciones de sus calles y avenidas.

Entre otras obras importantes por finalizar para nuestra gente mayor, tenemos las del Geriátrico de Turmero y la Casa de los Abuelos; a quienes desalojaron ya hace algún tiempo para reparar sus instalaciones y aún no los han puesto a funcionar.

Veremos cuando, cuanto dura y como queda la remodelación de nuestra emblemática Plaza Mariño; es triste ver el abandono en que la han tenido, desde hace mucho tiempo, nuestros gobernantes.

Es muy importante mencionar la necesidad de construir un Terminal de Pasajeros, para filtrar por allí el flujo de personas que salen y entran, diariamente, de Turmero.

Una de las obras mas importantes, prometida desde hace 20 años, es el Polideportivo. En el lugar donde se construiría se forma una inmensa laguna, en épocas de lluvia, en la cual solo se crían zancudos y otros insectos, pero somos gente tan noble que allí asisten la gran mayoría de los turmereños a realizar sus caminatas matutinas y vespertinas.

Turmero ha crecido mucho y tiene necesidad de que se le construyan más escuelas y liceos, y se realicen importantes ampliaciones y mejoras a las ya existentes e igualmente con las canchas deportivas, que no hay suficientes y las que existen se encuentran muy deterioradas o en completo abandono.

Es urgente la reparación de las aceras y el bacheo de sus calles, que se encuentran en muy mal estado. El alumbrado de sus calles es deficiente y la inseguridad reina a cualquier hora del día. Es preciso mejorar el alumbrado público e implementar medidas eficientes que tiendan a la protección de la vida y de la propiedad de los habitantes de Turmero.

Escrito por: Dulce María Tosta   
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar