EL CULTIVO DEL AÑIL EN TURMERO

           Las reformas económicas del siglo XVIII, coinciden con la expansión de la agricultura y el auge de la economía cacaotera en la Provincia de Venezuela, la actividad cacaotera es la más importante para este siglo XVIII, pero, no la única que la vincula al mercado capitalista mundial.

VALOR DE LAS EXPORTACIONES QUE SALIAN POR EL PUERTO DE LA GUAIRA (%) 1775-1779

Años
Cacao
Añil
Cuero
Tabaco
Mulas
Café
1775
75.1
0.87
17.1
6.7
----
---
1786
62.8
19.0
3.3
7.3
6.9
0.02
1793
62.1
29.2
2.5
1.25
---
1.01
Fuente: Brito Figueroa, Federico. Historia económica y social de Venezuela. Tomo I. 1979. P. 105
Al observar los porcentajes de las exportaciones por el Puerto de la Guaira se nota el carácter casi mono exportador  de la agricultura en la Provincia de Venezuela; dependiendo ésta principalmente del cacao; pero también se nota que el añil constituye  el segundo rubro de importancia  en la economía venezolana  para finales del siglo XVIII; el cultivo del añil  incorporó al valle de Turmero al mercado capitalista  específicamente en las tres últimas décadas de ese siglo.
EL AÑIL

Vinculado a la dinámica, que imponía el mercado capitalista mundial; la Provincia de Venezuela producía lo que ese mercado  exigía. El Valle de Turmero insertado en esa realidad se incorpora definitivamente  con el cultivo del añil; cultivo este introducido por Antonio Arvide a partir de 1770 dicho cultivo logró darle un impulso significativo en la economía de ese valle.

“Desde entonces todas las nuevas siembras fueron de añil … inmensas llanuras e infinitas colinas, incultas hasta entonces se cubrieron como por encantos de siembra de añil … y los rendimientos  del añil dieron lugar ala fundación de muchos pueblos; y otros como Maracay, Turmero y la Victoria, formados únicamente de chozas tomaron un grato y sólido aspecto de ciudades”.1


            El cultivo del añil, dio un empuje económico al valle de Turmero, se comenzaron a fundar haciendas de añil, a partir  de 1773. En la matrícula parroquial de 1775, se encuentran registradas las primeras haciendas de añil en el valle de Turmero, tal como la hacienda de añil de Don Manuel Francia, con una población de 61 esclavos, es la hacienda de añil que aparece en este valle con mayor número de esclavos.

 

Los contratos de arrendamientos de tierras que en este pueblo se realizan en las últimas décadas del siglo XVIII, y las primeras del XIX, fueron para el cultivo  de este rubro, así se desprende de los documentación revisada correspondiente a  las escribanías  de la Oficina del registro subalterno de Turmero
 
TIERRAS ARRENDADAS POR PARTICULARES A LAS COMUNIDADES INDIGENAS. PARA CULTIVAR AÑIL 1788-1818
(En fanegadas)
Años
Añil
Cacao
Café
Conuco
1788
40
--
--
--

1807

28
15
10
5
1815
20
--
--
10
1818
32
--
6
32

Fuente: Registro Principal de Turmero. Sec. Escribanías. Años 1788-1807-1815- 1818

           El cultivo del añil es otro de los factores que impulsa a particulares, a apoderarse de las tierras de las comunidades indígenas. “Una hacienda de añil que he plantado en el camino que va para el Samán de Guere en siete fanegadas de tierras las mismas que le tome en arrendamiento a los indígenas”2

 

Otros documentos permiten comprender el impacto de la actividad del cultivo añil en estas tierras, había un interés en incorporarse a la explotación de éste tal como se dejó plasmado en el testamento de Don Antonio Lozano.

“Declaro que para fomentar una hazienda de añil en el sitio del Moral en esta jurisdicción de Turmero; me hizo varios suplementos de dinero mi yerno y compadre Don Manuel Denosta y Romero”3


El cultivo del añil, fue una actividad, que no perduró en el tiempo y comenzó a decaer en todas las áreas de la Provincia donde se cultivó. Para la última década del siglo XVIII esta había descendido considerablemente. El impulso que la economía del añil le había dado al Valle de Turmero decae en los últimos años del siglo XVIII; en estas tierras la situación económica era muy difícil  así se evidencia en una justificación que hace ante la Real Hacienda Don Francisco Joseph  Carvajal, al hacer referencia a los tributos reales que tenían vencidos los indígenas para 1759. “Las calenturas que atacan a estas poblaciones y las bajas en la agricultura que afecta a este pueblo de

Escrito por: Nelly Guilarte Ugas

[1] Mieres, Antonio; Tres Autores en la Historia de Baralt; Universidad Central de Venezuela, caracas 1966 p. 99

[2] Registro Subalterno de Turmero, Escribanías 1788 Folio .28

[3] Registro Subalterno de Turmero, Escribanías 1799 Folio 93

Fuente: http://turmerohistoriahuellasytestimonio.blogspot.com/ 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar