{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

Cuando el hombre ataca los efectos y no la causa, el problema se agravará más.

La metamorfosis que esta sufriendo la economía venezolana sólo tiene precedente en países donde el socialismo ha metido sus manos. La razón es porque los vivos que se hacen pasar por personas filántropas, lo único que buscan es lucrarse de la riqueza y el fruto del trabajo de los demás, esto trae como consecuencia el deterioro del aparato productivo y la desaparición de la clase media, dividiendo el país en dos sectores, los que manejan el poder y el famoso proletariado.

Hoy en día hay “Terror en el supermercado” pues vemos al ciudadano entrar en ellos temerosos con sus bolsillos llenos de esperanzas, sus cuentas con algo de poder adquisitivo, pero salen cabizbajos y en sus manos un par de bolsas llenas de inflación y escasez.

Es aterrador lo que esta pasando el ciudadano asalariado y, no hablemos del que no tiene trabajo o no cuenta con alguna entrada económica ya que, la inflación que esta viviendo el país los esta llevando a un estado paupérrimo y depresivo, donde empiezan aparecer enfermedades psicológicas y físicas dentro de una sociedad que lo único que ve, es como su futuro se le escapa de las manos por culpa de un sistema que lo que pretende es mantener al ciudadano como mendigo esperando lo poco o nada que le va a dar el sistema.

¡Terror en el supermercado! Si… eso es lo que sienten la mayoría de venezolanos al ver que lo poco que ganan ya no les alcanzan para hacer un mercado para por lo menos una semana, sólo le alcanza para un par de días o para dos comidas al día en muchos casos, los venezolanos ya no se están alimentando, están es comiendo, por eso es que vemos a miles de personas que han perdido masa corporal y aun peor la ganas de seguir viviendo.

Para cambiar esta situación, no esta en echarle la culpa al dueño del abasto por los precios que tiene los productos, hay que atacar la causa que, es una economía secuestrada por los personajes que controlan el estado y, que no permite que el poder adquisitivo crezca dentro de la sociedad porque se verían en peligro de extinción.

Algo que saben controlar muy bien los socialistas es la economía a su favor, el poder económico en manos de unos pocos logra la obediencia y el temor de quienes están bajo su control o mando y como resultado vemos, como crece el terror en los supermercados donde muere la esperanza y se alimenta la resignación.

Las sociedades logran salir de sus crisis cuando piensa en un todo y en un fin, los políticos y los que están en el poder crean las crisis para poder mantener el control dentro del desorden, esa es la forma de mantener al individuo pusilánime, con terror al supermercado, obligándolo a tomar el camino de la obediencia y la sumisión.

En el diario de Ana Frank encontré esta frase que deberíamos analizar muy bien; «Es difícil en tiempos como estos pensar en ideales, sueños y esperanzas, sólo para ser aplastados por la cruda realidad. Es un milagro que no abandonara todos mis ideales. Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo, a pesar de todo, que la gente es buena de verdad en el fondo de su corazón».

No se puede seguir pensando con el estomago, porque es ahí donde los tiranos se aprovechan de la debilidad del ciudadano y lo somete para poder complacer su más terribles deseos.

Escrito por: Luis F. Córdoba R
@lfcr81
1 noviembre 2017

Fuente: https://medium.com/@lfcr81/terror-en-el-supermercado-c236863ecebf

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar