{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

 

“El hombre se libera a sí mismo, la libertad colectiva es sólo una trampa constitucional”.

Mucho se habla de la libertad de Venezuela, pero no se habla de las trabas que se han creado entre el tirano, la mafia internacional, la corrupción pública, la oposición, los empresarios y el ciudadano el cual no sabe a quien escuchar.

Los grandes negocios que se han venido haciendo desde 1998 hasta la fecha han convertido a Venezuela en un paraíso para el narcotráfico, el mercantilismo y para la explotación del hombre por el hombre y esto cada día aumenta, pues el libertinaje y la anarquía se hace ley favoreciendo al régimen y a sus socios la famosa oposición.

Salvar a Venezuela con los protagonistas políticos actuales es imposible ya que entre ellos se deben favores, se tienen secretos, mantienen negocios y a cada santo le deben una vela, en Venezuela la mayoría de su población de una u otra forma le han servido al proyecto del régimen y a su miserable socialismo del siglo XXI.

El conflicto venezolano y su crisis se ha convertido es una ruleta donde cada ciudadano es responsable de ella bien sea por complicidad o por omisión, este juego maquiavélico en el que ha caído el ciudadano donde el fin justifica los medios, hace que el régimen en vez de verse derrotado se fortalece, por eso vemos una oposición negociadora y complaciente.

Es muy difícil decirlo pero cada político, empleado público, empresario y comerciante están atrapados en la misma atarraya de corrupción, una corrupción moral, económica, de leyes y de complicidad, mientras el ciudadano de a pie aplaude, llora, lucha , se lamenta y maldice por su destino, destino que la mayoría eligió por estar detrás de sueños populistas donde el facilismo le gano al esfuerzo personal.

Salvar a Venezuela en manos de la actual dirigencia política sea del oficialismo o de la oposición en general no es factible, ya que cada quién le debe de una u otra forma algo al otro, es por eso que se habla de una transición con el chavismo “Originario” de unas elecciones con candidatos de ambas bandas criminales, por aquí no se salva nadie de llevar ese calificativo, ya que la oposición con el oficialismo son los culpables de la destrucción de Venezuela.

No se puede pensar en una recuperación socioeconómica en manos de militares que le han robado al estado y al ciudadano, de empleados públicos cómplices de mantener al tiranos en el poder, de un poder industrial que ha sido el salvavidas del socialismo y de unos políticos y ahí incluyo a todos los partidos políticos los cuales ninguno se libra de haber hecho pactos con alguno dirigente de la mafia criminal rojita.

El venezolano que esta esperanzado en un cambio por medio de diálogos, elecciones, gobierno de emergencia, transiciones participativas y de cuentos románticos de golpes de estado o por medio de un estallido social, se puede ir acostumbrando de la miseria que les rodea tanto material como moral.

Si se quiere de verdad salvar a Venezuela, está es en la dirigencia mundial, organizando una intervención militar extranjera, nombrando un gobierno internacional sin permitir la participación de ningún ciudadano venezolano que haya hecho vida política en el país, este gobierno debe de tener la potestad de depurar todos los poderes públicos y, la duración de este gobierno debería durar de 2 a 3 años .

Si los venezolanos que desean la libertad y el bienestar del país acompañan y defienden a este tipo de gobierno, Venezuela podrá salir del atolladero en que la tienen metida la mafia política que actualmente hace vida en el país.

En el lapso de estos años y logrando los cambios que le convienen al país, ahí si se podrá hablar de unas elecciones libres, de poderes autónomos y decentes, de ciudadanos comprometidos y responsables con el país.

No estoy hablando de una idea vesánica, estoy hablando del verdadero norte que debería tener el cambio en Venezuela, sí se intenta un cambio como lo plantean los verdugos socialistas y todos aquellos que quieren salir lo mejor librado de este desastre, Venezuela seguirá hundiéndose entre la trampa, la corrupción, el oportunismo y la mafia disfrazada de política.

A los venezolanos de buena fe, dignos y libertarios que de verdad quieren volver a ver esa Venezuela que fue envidia del mundo, quiero dejarles una frase de la científica polaca María Salomea Skłodowska-Curie, ​​ más conocida como Marie Curie : “La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero... ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste”.

Venezuela no merece que la sigan gobernando pandillas que lo único que desean es un bienestar personal, olvidando que cada ciudadano tiene el derecho de disfrutar su vida, de defender su libertad, de proteger su propiedad y de tener una sociedad donde la isonomía sea su pilar de gobierno.

“El hombre que espera por los demás, su vida siempre será manipulada”.

 
Escrito por: Luís Córdoba Reyes
@lfcr81
3 diciembre 2020

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar