Imprimir

 

 

 

Guaidó está por finalizar su segunda gira internacional y como lo predije hace 6 días, no se reunirá con Donald Trump a pesar que incontables “periodistas” pro MUD-FA/STATUS QUO y opinadores de oficio, así lo afirmaban.

Hace un año cuando salió de Vzla para realizar su primer periplo internacional afirmé que al regresar al país no tendría problemas ni sería encarcelado, dado que es una ficha necesaria e indispensable para el funcionamiento efectivo de la TIRANÍA GENOCIDA y las mafias de “oposición.”

Hoy 28 de Enero de 2020, reafirmo que Juan Guaidó retornará a Vzla y no será detenido; tal vez lleven a cabo un show rutinario de algunas horas como ya nos tienen acostumbrados, pero no será encarcelado.

Con respecto a la actitud de la diáspora venezolana en los diferentes lugares que visitó Guaidó, he quedado petrificado, atónito y estupefacto (sobre todo el jolgorio festivo en Madrid)

Ha sido un bochornoso espectáculo ver a tantos compatriotas que viven en el exterior, aplaudiendo como focas (bailando, gritando histéricos) y sobre todo tergiversando la realidad para excusar a Guaidó de lo inexcusable.

Por cierto, poco les duró la felicidad como ya lo habíamos advertido, ya que ayer Guaidó desde Canadá expresó que había autorizado al gobierno de Trudeau a negociar con Cuba una salida a la “crisis venezolana.”

Imagino que por eso el GENOCIDA de Maduro anunció hace días, que el Embajador de Cuba participaría activamente en su gabinete como ministro “honorario”; seguramente para ayudar en la transición hacia la democracia.

El chiste se cuenta sólo y obviamente habrán enajenados mentales que estarán de acuerdo con eso y mucho más. Si hay algo que he aprendido en los últimos años, es que en Vzla la realidad supera la ficción.

Creo necesario recordar que según la propia ONU en Vzla se cumplen todas las variables para decretar un GENOCIDIO, las últimas cifras revelan un promedio de 1.500 muertos al día y 5.000 migrantes diarios (la mayor cifra del mundo en ambas categorías)

Y aunque el propio Guaidó y los voceros de la “oposición” sigan hablando de -crisis humanitaria- sabemos que la realidad es otra:

💀EN VZLA EXISTE UN EXTERMINIO INTENCIONAL Y PLANIFICADO DE LA POBLACIÓN💀

Dicho lo anterior y regresando al bochinche reciente de los venezolanos expatriados y el trato de celebridad mesiánica otorgada a Guaidó, me pregunto:

¿Cuando se realizan ese tipo de eventos, no sería más responsable e impactante para la comunidad internacional observar a todos los venezolanos en el exterior vestidos de negro, con la bandera al revés (señal internacional de auxilio) y en silencio sepulcral?

¿Marchando con velas, sin música, sin bailes ni parranda?

Creo que la situación de Vzla no se debería prestar para semejantes farras bulliciosas en el exterior mientras que en las entrañas del país el GENOCIDIO avanza a pasos agigantados.

Obviamente no se le pueden pedir peras al olmo y comprendo que Guaidó y las mafias de “oposición” no buscan en realidad la liberación de Vzla, por lo tanto, exigir que realicen actos sobrios de envergadura con las características que mencioné anteriormente, no estaría acorde a su estrategia maquiavélica.

De todas maneras y tristemente todavía existen miles de venezolanos (aunque son minoría) que sin argumentación seria, empírica o lógica, seguirán defendiendo a Guaidó y a las mafias de “oposición” hasta que se congele el infierno.

De hecho, estoy absolutamente seguro que si Guaidó asesina a su madre públicamente y lo transmiten en vivo y directo, habrán venezolanos que buscarán la manera de excusarlo, dado que en su fanatismo enfermizo encontrarán argumentos para justificar tal aberración anti-natural.

En definitiva y para concluir, existe un grupo de venezolanos que pareciesen incapaces de razonar, utilizar el sentido común y reconocer que se equivocaron al apoyar a Guaidó de buena fe.

Se han convertido en una secta peligrosa que defienden sin argumentos y de manera -ad hominem- todo lo que haga y diga el “estadista” de Guaidó, como por ejemplo; involucrar a Cuba en la LIBERACIÓN de Vzla.

Y son precisamente esos compatriotas los que de manera insondable e irrecuperable, sufren un trastorno psicológico que yo he denominado de manera coloquial:

♦️EL EFECTO CABRONERÍA.


“Si mis críticos me vieran caminar sobre el río Támesis, dirían que fue porque no sé nadar.

-Margaret Thatcher-


Roberto Carlo Olivares
Periodista y analista político

Twitter: @robertocarlo14
IG: periodista.robertocarlo14
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: https://www.twitlonger.com/show/n_1sr4lc0

Volver