Imprimir
 
 
 

 

VIAJERA EN LA OLA
                                                      Saady Alberto Mirabal B.


Te recuerdo Soledad, en Angostura lejana,
cuando diste a mis años mozos calor y vida.
Eres ciudad hermosa, diferente y parecida
como el atardecer y el calor de la mañana.

Eres ciudad preciosa que aún duerme
... bañada de humedad en tu orilla misteriosa.
De tu historia detenida quisiera saber cosas
que solamente Orinoco podrá responderme.

Toda ciudad para sus hijos es la más bella,
orgullosamente lo siento, a todos se lo digo.
Cuando pienso en el amor de ella estoy contigo
y estando contigo, mi pensamiento es de ella.

Si el azar de ayer iguala mi suerte de mañana
y vuelva a quedarme sin amor tan de repente,
en mi Soledad recordaré a la mujer ausente,
mirando en Orinoco la hermosura de Guayana.

Si amara a una mujer que se le parezca un poco
sabiendo compartir amores y las pasiones mías.
Y si alguien pusiera precio a mi felicidad le diría,
que todo el oro de Guayana, sería muy poco.

Mis amores cada noche seguirán siendo míos,
igual a los ocasos en Soledad que disfruta sola
como es la Bora de Orinoco, viajera de su ola,
que junto a la corriente se va pero queda el río.

Derechos Reservados: Saady Alberto Mirabal B
0414-1360137
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Volver