{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

Hoy como día especial, una pieza dedicada a la tierra y pueblo que me vio nacer:

EXQUISITOS ALBORES

                                                                    Saady Alberto Mirabal B


Se fusionaron las sombras y los soles,
para llenarte Soledad, de atardeceres.
Se cargaron de belleza tus haberes,
adornándose Angostura en arreboles.

Como tu ocaso, no he visto otro parecido
con sus bellos tonos en los rayos seductores,
pintando la ribera de Orinoco en mil colores,
entregas al poeta inspiración de sol atardecido.

Las cabrillas de cocuyos iluminan titilantes,
brillando en la oscuridad, reluciendo en tu cielo.
Cuando la luna menguada oculta su desvelo,
hace que la flor del Merey sea más fragante.

Orinoco te arrulla acariciando tu gloria
con delicado oleaje de Bora y espuma,
lava las orillas del dolor que te abruma
cuando el nuevo amanecer ilumine tu victoria.

Te despierta Soledad, la alborada silente,
envolviéndote en neblina de azulino cielo,
con resople y chapoteos de Tonina en celo,
anunciando su final del originario ambiente.

Exigen vigilancia por la caza que es ofensa,
en su estado de abandono permanente.
No consiguen llamar la atención indiferente
de quien pueda asumir su natural defensa.

Sale el sol, el amanecer de nuevo te bendijo,
al salpicar tus mañanas de exquisitos albores,
tiñendo a Orinoco con radiaciones de fulgores
entregándole inspiración a la poesía de tu hijo.



Derechos Reservados: Saady Alberto Mirabal B
0414-1360137
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar