{jcomments off}

Con el deseo de colaborar efectivamente para que los votantes de hoy se transformen en los electores del mañana y que el principio de que la soberanía reside en el pueblo sea una tangible realidad. Nuestra consigna: ¡Votar para elegir!

Visitanos

NOTA IMPORTANTE: Las propuestas que hacemos en este sitio solamente se pueden hacer realidad en democracia.

 

 

 

Las Tortugas se ven fuertes con su caparazón impenetrable por los colmillos de los Lobos, pero en agua hirviendo mueren lentamente.

La constitución venezolana cuenta con un artículo que para los ciudadanos civiles es muy importante porque les garantiza tranquilidad y soberanía, pero para los cuerpos castrenses es su deber respetarlo. Todos deberíamos aprendernos de memoria el Artículo 328 para tener en nuestras manos el derecho a reclamar cuando el artículo sea violado o desobedecido.

Constitución de la República de Venezuela; ARTÍCULO 382. La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y la soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional de acuerdo con esta constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está el servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación.

En Venezuela hay quienes que por portar un uniforme se sienten blindados y llenos de poder, pero al llegar la noche en la soledad de sus aposentos, cuarteles o recamaras al despojarse de la indumentaria adornada con algunas insignias o medallas vuelve a ser un ciudadano más que se encuentra desprotegido ante la inflación, escasez y la temerosa delincuencia.

El ser portador de un uniforme no hace al individuo gente y mucho menos ciudadano, pues las vestiduras no nos dan valores éticos, respeto ni honor, eso se lleva es por dentro en lo más profundo del corazón.

Se le recuerda al portador del uniforme que él también tiene madre, padre, hermanos, primos, hijos, esposa y amigos que no lograran cubrirlos con su ostentoso uniforme de los problemas por los que pasa el país a todos sus allegados, no permita que por defender a quien está en el poder y no, al país, termine manchando el uniforme con la sangre de su hermano.

El poder pasa y los uniformes se vuelven viejos, la historia no parara de ser escrita y en ella siempre estarán presentes los actos de buen fe o mala, de quienes lucieron sus elegantes uniformes, pero sus manchas o glorias quedarán en la memoria de los libros.

Todo país cuenta con honorables hombres que decidieron seguir la honrosa carrera militar, en ellos los ciudadanos depositan el cuidado de su soberanía y libertad, no se puede defraudar la confianza del soberano por cuidar poderes o dinero de quienes desean dominar al ciudadano digno y trabajador, para que terminen siendo pisoteados y maltratados.

Cuando cuelgue el uniforme en el armario de los recuerdos ten mucho cuidado de que no vaya a tener manchas de que lamentar, pues no faltará quien te pregunte por las estrellas, medallas o de las condecoraciones en él, mantén tu uniforme limpio como tu frente, porque será tu mejor pago durante el resto de tu vida, cumple con tu deber, la patria te pide defender la Isonomía y la libertad de la sociedad.

El celebres Hans Christian Andersen en su brillante libro infantil EL SOLDADITO DE PLOMO, nos recodaba el deber que tiene el militar como tutor “La mayoría de las personas que caminen detrás de mi serán niños, por lo que mantendré los pasos cortos”

El mundo está lleno de uniformes, el del obrero, de las enfermeras, los bomberos, doctores, el uniforme de las diferentes empresas y colegios, pero el uniforme del honor no lo carga cualquiera y si lo tienes, tendrás la responsabilidad de defenderlo con amor, dignidad y valor.

Las prendas de vestir no hacen más hombre al hombre.

Escrito por: Luis F. Córdoba R.
@lfcr81
3 abril 2020

Fuente: https://medium.com/@lfcr81/no-manches-el-uniforme-92aa78466e57

Volver

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar